Todo sobre la diseñadora francesa Isabel Marant y el plagio de diseños mixes

¿Realmente la diseñadora francesa plagió y patentó los diseños de los bordados mexicanos? ¡Entérate!

 

Francia es el tema del momento desde los atentados terroristas que ocurrieron el pasado 13 de noviembre, pero hay otra razón que ha puesto a este país en la mira. Nos referimos a la diseñadora francesa Isabel Marant, a quien se la ha acusado de haber plagiado y patentado los diseños de los bordados provenientes de Santa María Tlahuitoltepec (Oaxaca, México).

De hecho, recientemente la diseñadora envió un mensaje público a través de su cuenta de Facebook en donde explica ella no tiene la patente sobre estos diseños y que por el contrario busca aclarar la cosas y dar el debido reconocimiento a los artesanos oaxaqueños.

DESCUBRE MÁS: 5 blogueras latinas plus size que debes conocer

En el mensaje se lee:

“Información errónea ha estado circulando en internet.

Isabel Marant formalmente niega poseer la patente de los bordados de las blusas de Santa María Tlahuitepec.

Isabel Marant también niega haber pedido a autoridades francesas que enviaran un documento a las autoridades de Santa María Tlahuitoltepec, Oaxaca, para evitar que los habitantes de la municipalidad pudieran vender sus diseños indígenas.

Por el contrario, Isabel Marant está luchando ante el tribunal de Distrito de París para dejar claro que: ella ha presentado alegaciones que señalan expresamente que estos diseños vienen de Santa María Tlahuitoltepec, en la provincia de Oaxaca, en México. Por otra parte, Isabel Marant, después de trazar el verdadero origen de estas prendas, informó oficialmente a la corte que ella no pretende ser la autora de esta túnica y estos diseños”.

Erroneous informations are circulating over the internet. Isabel Marant formaly denies owning any patent to the Santa… Posted by ISABEL MARANT on Viernes, 20 de Noviembre de 2015
  ¿Qué fue lo que pasó? A principios de 2015, cuando la cantante mexicana Susana Harp compartió a través de su cuenta de Twitter un par de fotos; una de ellas es una blusa de la diseñadora francesa y en la otra imagen aparece la artista junto a un grupo de mujeres que visten blusas con el mismo tejido ‘mixe’. Esta imagen no se viralizó sino hasta mayo y poco después los medios de comunicación empezaron a hablar del tema. Meses después se dijo que la firma de Marant había patentado los diseños de los bordados y que la comunicad oaxaqueña no podría comercializar la blusa en cuestión y tendría que pagar regalías; sin embargo, la firma parisina negó estas acusaciones y el alcalde de Santa María Tlahuitioltepec, Erasmo Hernández, dijo desconocer la existencia de algún documento de esta naturaleza. De hecho, en entrevista para The Guardian, Adriana Aguerriere, de la ONG Impacto, dijo que para poner un poco de paz al asunto, la comunidad oaxaqueña "la ha invitado [a Isabel Marant] a que los visite y así aprenda de las mujeres artistas que están creando esta prenda desde hace tantas generaciones…. Y la comunidad también quiere invitar a la sociedad civil y a las autoridades federales e incluso internacionales a que trabajen en la legitimación de la herencia del colectivo y de los indígenas". DESCUBRE MÁS: ¡Hablemos de estilo! Los diferentes tipos de carteras Entonces, ¿cuál es el problema? El tema sobre el plagio de los diseños ha abierto un debate, sobre todo en redes sociales, debido a que los diseños indígenas no están patentados y es necesario que se trabaje en la legitimación de la herencia de los indígenas. Otros alegan que la firma francesa debería pagar a la comunidad oaxaqueña, debe a que las prendas que venden con los bordados ‘mixes’ son mucho más costosos que los diseños originales, pues una blusa de artesanos oaxaqueños llega a costar menos de 20 dólares, mientras que los diseños de Marant triplican su costo.   Imagen foto_00000001   Y hay quienes dicen que lo que hizo Isabel Marant con los borados no fue "inspiración creativa" sino plagio.   Imagen foto_00000011