Marketing Personal: Mira lo que proyectas y verás lo que logras

Conocemos muy bien el Marketing Comercial, estamos rodeados de productos y servicios que son el resultado de un análisis y una creación muy bien pensada, para hacer de ellos un atributo rentable.

Hay un análisis desde el empaque, color, precio, calidad, marca, servicios y la reputación del vendedor, los cuales son percibidos por sus compradores (reales y potenciales) como capaces de satisfacer las necesidades o deseos. Por tanto, un producto puede ser un bien (un zapato), un servicio (reparación de celulares), una idea (los pasos para dejar de fumar), una persona (un político) o un lugar (playas paradisiacas para vacacionar).

Si lo aplicamos entonces a nosotros mismos comenzamos a ver que nuestro maquillaje, vestuario, cabello, presentación personal, vocabulario, expresión corporal, actitud, seguridad, autoestima y comunicación proyectan día a día lo que somos; cómo nos sentimos, lo que queremos lograr, nuestra ansiedad, nuestro estado anímico, hasta cómo nos vemos insertos en cualquier espacio, ya sea laboral, sentimental, social, etc.

Eso significa que nosotros mismos somos un producto, quizás tú dirás "pero cómo me catalogas así", al revés, es ahí donde podemos comenzar a trabajar para lograr todos nuestros objetivos, TU puedes ser una gran producto, incluso una gran MARCA.

Todo nuestro cuerpo habla de nosotros, lo que hablamos, cómo hablamos, nuestros conocimientos (no me refiero a un título profesional si no a leer, informarse) la entonación, el timbre, la proyección de nuestra voz, cómo comunicamos, lo que queremos decir. Un mismo fondo dicho de otra forma, puede hacer que logres o no tus objetivos. El movimiento de nuestro cuerpo, el lenguaje corporal, el uso de las manos, cómo nos sentamos, cómo caminamos, dan una información al subconsciente, que lo recibe y que dejan huellas de tu Imagen en las otras personas.

Los colores, figuras, formas, combinaciones, accesorios, tu peinado, el color de tu pelo proyectan una imagen de ti. Cómo nos paramos y cómo enfrentamos una conversación, entrevista, propuesta, una cita, una charla, etc. La forma en que comunicamos y nuestra capacidad de persuasión está dada por todos los elementos anteriores mencionados; estos generan AUTOESTIMA Y SEGURIDAD, cuando me siento bien conmigo misma, comunico lo que quiero, de forma clara, segura, concreta y logro persuadir para lograr mi objetivo. Si quieres lograr tus objetivos, desde la primera vez debes dejar la mejor impresión.

Comencemos entonces: desde ahora mírate, obsérvate en todos estos puntos mencionados, como si te fuera a comprar, anota cada uno de estos puntos y evalúate con un SI o un NO, pon al lado una observación de porqué lo calificaste así, y qué harías para mejorar los "no". No lo hagas desde la critica si no desde la motivación, mírate desde afuera y di cómo puedo potenciar lo que veo como una debilidad. Empieza a aplicarlo en tu vida, en tus redes de contactos, en una entrevista de trabajo, en una negociación, con tu pareja, en una cita, etc.

Cada vez que vayas viendo como todo eso se plasma en tu autoestima, en tu seguridad, y comiences a tener resultados en tus objetivos ¡¡bingo!! estarás haciendo tu propio MARKETING PERSONAL.

Por último: No te enfoques en lo que crees que los demás ven, porque no estás en su cabeza, solo estás especulando en relación a cómo te sientes tu frente a los demás. Enfócate en lo que tu eres, tu potencial, lo que vales, lo que aportas en cualquier ámbito, en lo que eres capaz, no existe capacidad que no viva en ti. Vamos tu puedes, haz de ti el más bello producto y marca con un sello inigualable. Si tienes dudas escríbeme a [email protected] y sígueme en mi blog