5 cosas que puedes hacer cuando la temporada de moda no te gusta

No me gusta lo que encuentro en mis tiendas favoritas. Y ahora, qué.

De una temporada para acá que me cuesta mucho trabajo encontrar ropa que me guste. Si, seguro tiene que ver con que estoy dando el viejazo madurando, pero creo que también lo que llegó a las tiendas en esta temporada de primavera verano no ha sido la mejor tampoco.

El estilo Boho Chic reinó por sobre todas las cosas, y no sé, como que cuando compro una blusa me gusta que sea una pieza completa y no un crop que además tiene muchos hoyos, las playeritas con frases que no tienen sentido, o las blusas que quedan flojas y que sólo se ven bien en personas muy delgadas. Esos son sólo algunos de todos los detalles que verdaderamente no son para mi.

Supongo que cada temporada de ropa tiene sus detractores, por una causa o por otra, así que si este es tu caso, aquí hay algunas cosas que puedes hacer.

1. Usa más básicos

Sí, esas piezas atemporales que siempre tenemos en el clóset. Te sentirás mucho más a gusto y confiada a la hora de combinar. Inlcuso puedes tomar elementos sutiles de esta temporadad que quizás no vayan tan mal como collares, foulards, zapatos o bolsos. Más accesorios, menos piezas de ropa. Y para eso nos servirá el siguiente punto.

2.Ahorrar

Suena tribial, pero quizás no debiera estar en tus planes pasar tantas horas buscando algo que más o menos te guste. Si sientes que la ropa no vale la pena, mejor ni darle tu voto (en forma de dinero) a la marca.

Aunque esta temporada si me he dado muchas vueltas en las tiendas, la verdad es que si compré algo, al final sentí que no valió la pena. En varias ocasiones, hasta terminé regalando las piezas. Para eso, mejor ni gastar nada, bueno, no dejes que te gane la calentura de la oferta, a excepción del siguiente punto.

3.Invertir

En definitiva que no hay mejor momento para comprarse básicos de calidad que cuando la ropa de temporada es una decepción. Y ya que, en teoría, ahorraste mucho en lo que había de temporada, puedes comprar esos elementos que nunca pasan de moda: los que encontrarías en un clóset cápsula; pantalones negros, jeans, blazer negro, un pequeño vestido negro o de otro color, etc.

No se trata sólo de comprarlos, sino de invertir en piezas de calidad que puedan durar años. Es una inversión que vale la pena, ya que son piezas que durarán mucho tiempo y que se podrán usar en las buenas y malas (temporadas de moda).

4. Reciclar y desechar

Es tiempo también de tomar aquello de otras temporadas que no te sirve, no te queda o simplemente no se salva de ser donado a la caridad. Esto, por supuesto, con la esperanza de que un día las temporadas vuelvan a ser todo aquello que amas. Tendrás suficiente espacio en el clóset para ellas.

También puedes tomar esos viejos leggings para hacer un crop top, o tantos otros trucos DIY que has visto por ahí. A veces las piezas viejas pueden convertirse en nuevas.

5.Intentar cosas nuevas

Como entrar en tiendas que considerabas “más de señora” en tus años mozos. Puede que en estas tiendas encuentres el grado de sofisticación que sentiste que tus tiendas favoritas de la adolescencia ya no tienen. Con tu visión seguro lograrás un look interesante. Aunque claro, los precios no se comparan con los de las marcas fast fashion, así que tendrás que ser mucho más selectiva.

Tranquilas, la sequía pasará.