Pussy Pouches: carteras que reivindican el espacio de las mujeres

La diseñadora Rachel Feinberg creó una línea de carteras con forma de genitales femeninos para que las mujeres reclamen sus espacios en el transporte público.

A todas nos ha pasado: nos subimos al bus o al metro y apenas podemos tener nuestras piernas separadas porque los hombres se toman todo el espacio. ¿Por qué ellos pueden sentarse con las piernas abiertas sin que nadie les diga nada?

Bueno, de eso se trata el proyecto de Rachel Feinberg, diseñadora que lanzó una colección de carteras dedicada a la reivindicación de los espacios de las mujeres en los lugares públicos.

Las “Pussy Pouches” son carteras con “forma de vagina”; al centro, tienen un bolsillo que imita la anatomía genital femenina, método que Rachel Feinberg encontró perfecto para llamar la atención de los hombres que prácticamente, “se acuestan” en los asientos del transporte público.

websitelookbookimages3.jpg

© Damnsel

Con su marca Damnsel, esta diseñadora no sólo ha logrado expandir su causa, sino que además, ha convertido sus carteras en un accesorio cotizado por muchas mujeres.

Hay varios diseños para elegir; pueden ser de distintos colores, tamaños y formatos. Rachel crea carteras de mano, maletines para ir al trabajo o bolsos medianos, y la idea es que las mujeres las pongan entre sus piernas, tal como lo hacen los hombres con sus bolsos cuando se sientan en el metro o en el bus.

Más que ser una causa feminista, el proyecto de esta diseñadora estadounidense quiere crear conciencia sobre los espacios y el uso que los hombres y mujeres les particularmente.

websitelookbookimages7.jpg

© Damnsel

Ella quiere que las mujeres nos sintamos con la libertad de sentarnos relajadas y no apretadas para no molestar a los hombres que se sientan con las piernas como se les da la gana.

Como se cuenta en una nota de Clarín, las “Pussy Pouches” han encantado a muchas mujeres, incluidas celebridades como Beyoncé y Andreja Pejic, quienes se declaran fanáticas de los bolsos de Rachel Feinberg.