Kim Kardashian mostró más de la cuenta en pleno festival de música

La celebridad sorprendió a los presentes cuando llegó acompañando a su esposo Kayne West a la inauguración del festival musical Glastonbury en donde él daría un concierto.
La morena llegó vestida con un ajustado top negro, el cual con los flashes de los paparazzis evidenció que andaba sin ropa interior causando el revuelo de todos los medios presentes en el evento.

Kardashian, quien espera su segundo hijo junto al rapero, no mostró preocupación al percatarse del gran detalle y siguió posando para las fotos sin problemas. Además en el evento se encontró con su hermana, la modelo Kendall Jenner, su amiga inseparable Cara Delevingne y Gigi Hadid, con quienes compartió y disfrutó de la música de su marido.

No es primera vez que algo así le sucede a Kim, quien en otras ocasiones se ha visto lucir pantalones que muestran un poco más de lo necesario, esta vez fue la delantera, y quien sabe qué será en otra ocasión.