MODA: Firma boliviana se impone en Chile y promete arrasar con sus tendencias

 La Espina es el nombre de esta marca liderada por dos hermanas, Vania Rodríguez (Licenciada en Diseño TImagen foto_0000003420150619093923.jpg extil y de Indumentaria de la Universidad Argentina de la Empresa) y Mónica Rodríguez (Economista), que viene de la mano de Monjitas Alamoda, líderes del diseño y difusión de moda de autor en Chile. "Nuestro plan siempre fue crear un proyecto que revolucione la escena boliviana y mundial de la moda".

En sus colecciones se puede ver el lado más chic de la ropa urbana. Cortes muy limpios, y cuidado máximo en el calce de la prenda son la base del diseño. "La estética general de cada colección siempre tendrá un guiño hacia nuestras raíces bolivianas, sin dejar que esto transporte las prendas hacia un lugar artesanal, o ya visto. Ofrecemos piezas que son arriesgadas y vanguardistas junto con prendas básicas, para generar un look equilibrado", explica Mónica Rodríguez.

Al consultarles sobre a qué tipo de mujer está dirigida la marca, son enfáticas en responder que a las mujeres que se saben exitosas. "Sin importar la edad o profesión que tenga, que quiera elevar su estilo y se sienta mejor representada a través de su ropa. La Espina viste a la mujer cuyo nivel de sensibilidad le permite extraer la belleza de las cosas menos comunes. La mujer que no busca parecerse a nadie y que decide si seguirá o no las tendencias, manteniéndose libre de prejuicios".

En esta colección Otoño/Invierno 2015, llamada "Colorador", está inspirada en Los Colorados de Bolivia, el regimiento más icónico de la armada boliviana. Quienes no sólo son escolta presidencial, sino también protagonistas de las páginas más importantes de la historia de Bolivia, con un uniforme que cambió muy poco en el tiempo y es por lejos el más reconocible dentro del ejército. "Las prendas de esta colección tienen corte e inspiración militar complementado con la suavidad de prendas y telas más fluidas. Tenemos abrigos, chaquetas en paño, sweaters y sacones en diversos tejidos, pantalones y faldas en gabardina, faux leather, lino y paño, tops y faldas de fiesta en diversas gasas, terciopelo, charmusse, además de hermosos vestidos de diario", relata Rodríguez.

Para ellas, el factor diferenciador, y que revolucionará un poco el panorama actual, son sus raíces bolivianas, que traen toda una riqueza cultural de esa zona y que las inspiran a crear. "Otro factor que nos diferencia es nuestra estética como marca, que busca huir de la obviedad; se dedica a encontrar la belleza en los elementos más inusuales, motivo que también le da sentido a nuestro nombre, ya que la espina es una parte de la flor que no es usualmente apreciada o considerada bonita", cuentan.

Sus prendan son 100% exclusivas y se pueden ver en las tiendas de Monjitas Alamoda.

Para nuestras usuarias estaremos sorteando una chompa oversized icónica de su última colección. Participen en nuestras redes sociales y anunciaremos a la ganadora al final de esta semana ¡Buena suerte!