Kristina Pimenova, la supermodelo de 9 años

Comenzó a modelar a los 3 años y a los 9, fue nombrada “la niña más hermosa del mundo”.

No, no leyeron mal. Sólo 9 años es la edad de esta chica que ya ha sido nombrada como “la niña más hermosa de todo el mundo”. Estemos o no de acuerdo con ello, la pequeña Kristina Pimenova es el centro de una controversia que recién está comenzando.

A su corta edad, esta niña de cabello rubio y angelicales ojos azules ya ha trabajado para medios y marcas de moda de prestigio mundial como VogueArmaniDolce & Gabbana, todo motivado y apoyado por su madre Glikeriya Shirokova , quien también alguna vez quiso ser modelo pero nunca lo logró.

Es su misma madre también la que creó una cuenta en Instagramsimplykristinap– en la que publica constantemente fotos de su hija modelando y posando, y es este punto el que más ha generado discusión.

105802327800510653802587882127578545271462n.jpg

Los cientos de comentarios que hacen millones de seguidores en las redes sociales sobre las imágenes son variados; “es cierto que la niña es muy bonita, pero es una niña”, “no debería posar como si fuera una mujer adulta”.

La controversia se desata a partir de este último tema y lo que más genera discusiones es el hecho de que la madre de Kristina no considera que esto sea un acto de “sexualización” y que cree que tampoco es algo incorrecto o inmoral.

Sin embargo, el problema está en el hecho de que su cuenta de Instagram es pública y que muchos de los comentarios son totalmente inadecuados si es de una niña de 9 años de la que estamos hablando.

Frases como “hermosas piernas” o “me casaría con ella” son las que nos hacen meditar hasta qué punto la madre de Kristina la está protegiendo o no y si es ésta la forma y tiempo correcto para motivar la carrera de su hija de manera tan pública.

104155737435254723661517996839529541540878n.jpg

criserb.com

Incluso, ha estado circulando un video en Youtube titulado “Kristina Pimenova is not beautiful” (Kristina Pimenova no es hermosa) lo cual generó más preocupación por el nivel de exposición que está teniendo la niña y las consecuencias sicológicas que esto puede tener para ella a futuro.

Los límites de lo privado y lo público se hacen cada vez más pequeños y con las redes sociales, es cualquier persona la que puede comentar, expresar o juzgar algo o a alguien.

Esto también se interpone con la capacidad que cada uno tiene para interpretar esta “publicidad” y  que una niña de 9 años aún no tiene por completo.

¿Qué les parece?