6 tips indispensables para sacarle provecho a la mezclilla

¿Cómo lavar tus jeans? ¿Cómo deshilacharlos con estilo? ¿Qué nunca debemos hacer con ellos? Un sastre experto responde.

Mezclilla, ese textil básico que no puede faltar en ningún guardarropa. Hay tantas opciones que podemos terminar mareadas: jeans clásicos, propositivos, vintage, personalizados o adaptados; blazers, chaquetas, shorts, blusas y camisas, monos. La lista es amplia y muy apto para esta temporada, en que las prendas de mezclilla se llevan unas encima de otras (el full denim, que le llaman).

¿Qué cuidados debes dar a tus prendas de mezclilla? ¿Cómo deshilacharlas sin que el efecto sea contraproducente? ¿Cuándo debemos despedirnos de nuestros jeans favoritos? Vogue UK despejó éstas y otras dudas con ayuda de Scott Boyd-Errol, sastre de Levi’s y todo un experto en el tema. Te dejamos con los puntos más relevantes de la conversación.

hmdenim3.jpg

© H&M

Lo que nunca debes hacer

Meter tus prendas de mezclilla a la secadora, pues las deja encogidas y arrugadas. De hecho, Boyd-Errol recomienda no lavar los jeans (lo cual me parece excesivo): “es mejor sacarlas al aire”, recomienda.

¿Qué hacer en caso de suciedad o manchas?

El experto sugiere rociar la prenda con una solución de vinagre, y luego colgarla al sol. Otra opción: meterla a la lavadora, en ciclo para ropa delicada, con agua tibia o fría, jamás caliente, para no dañar el color.

mezclilladeshilachada660x650.jpg

(CC) Muffet / Flickr

¿Cómo deshilachar o desgastar las prendas?

No tijeras ni ralladores de queso. Lo que se necesita es una lija. La idea es erosionar la prenda, con cuidado y paciencia, en una sola dirección.

Cuando el corte ya pasó de moda…

Muchas marcas tienen sastres o especialistas que pueden actualizar prendas: entubarlas, volverlas rectas, cortar mangas, etc. También puedes convertir tus pantalones en shorts o bermudas, tus chaquetas en chalecos.

bermudas660x650.jpg

© Le Blog de Betty

El error más común al comprar

Elegir la talla equivocada. De hecho, encontrar los jeans adecuados es una de las cosas más difíciles que existen. Hay que tomárselo con calma. Si una marca nos funciona, hay que volver a ella, y no dejar de probar con nuevas propuestas (algunas marcas han lanzado colecciones centradas en formas del cuerpo más que en tallas).

¿Cuándo debes desechar tus jeans?

Según el sastre experto, nunca. “El peor pecado es tirarlos. Unos buenos jeans son para siempre”, asegura. Recomienda modificarlos, personalizarlos, cortarlos, convertirlos en otra prenda o incluso en un accesorio. Y, si ya no nos quedan o están demasiado viejos, convertirlos en parches. Un auténtico apasionado de la mezclilla.