¿Invitada a una boda? ¡Que no cunda el pánico!

Esta semana vamos a imaginarnos una de las típicas situaciones que se nos presentan de vez en cuando: ”¿Qué me pongo para una boda?” Y vamos a tratar de resolver el problema de una forma un poco creativa.

¡Hola chicas!

Esta semana vamos a imaginarnos una de las típicas situaciones que se nos presentan de vez en cuando:”Qué me pongo para una boda? Y vamos a tratar de resolver el problema de una forma un poco creativa. Os cuento lo que yo hice para una boda a la que fui invitada hace poco aquí en DC, porque creo que puede servir de ejemplo.

Era boda de tarde-noche y se podía ir de largo o de corto. A mi, de primeras, me atrae mucho más ir de largo y muy muy vestida, ya que no son tantas las ocasiones que una tiene para vestirse de “princesa” . Pero esta vez fui un poco más racional. Un vestido muy de boda casi no te lo puedes poner, así que pensé buscar un vestido al que pudiera darle más uso. Y lo encontré!! Fue amor a primera vista y me quedó bien, cosa que no siempre pasa.

Así que ya tenía la pieza más importante: vestido de seda en un color verde precioso, con un pattern simulando animal print. La chaqueta iba a ser negra, perfecta para ese pattern. Ahora tenía que buscar con qué accesorios combinarlo.

Desde el minuto uno, tuve claro que quería meterle rojo al conjunto. Quería conseguir algo un poco diferente y esos dos colores juntos me lo podían dar. Encontré en mi armario los zapatos perfectos: sandalias de plataforma negras con tacón de cristales rojos! Ahora necesitaba un cinturón y, o bien un broche llamativo sobre la chaqueta o bien un tocado en el pelo. El conjunto necesitaba algo un poco radical.

Tenía una idea clara del tipo de cinturón que quería. Busqué y busqué on line y en tiendas, pero no encontré nada que se ajustara a mi idea, así que decidí hacerlo yo misma. Compré on line cinta elástica de lentejuelas rojas y tachuelas verdes y lo hice.

Finalmente, decidí que prefería tocado y no broche. En España somos mucho de tocados para las bodas y es que, no sé, dan un toque súper especial al look. Total, que me puse a buscar on line tocado. Me costó la misma vida! No veía nada que me gustara. Para eso, tengo que reconocer que es mucho mejor España. Aquí los tocados son más para disfrazarse de bruja. No os lo creeréis, pero el tocado me llegó de Australia!. Soy súuuuper persistente cuando quiero algo y encontré el tocado que quería, perfecto para mi outfit, en Australia.

Me faltaban las medias, que tuve claro desde el principio que iban a ser de red negras, y bolso. Lo del bolso lo tuve claro también. Soy coleccionista de bolsos antiguos y los suelo usar en bodas y eventos similares. Escogí uno de malla plateada.

Después de todo este proceso tenía mi look listo y una cosa clara, que no iba a encontrar mi outfit repetido en la boda! Podéis ver aquí algunas fotos de cómo quedó. Espero que os guste. Y, ya sabéis, estoy a vuestra disposición para echaros una mano si os hace falta en fashioningmylife@gmail.com .

11-4.jpg

21-3.jpg

31-7.jpg

41-5.jpg

 

51-6.jpg

61-3.jpg

71-2.jpg

Hasta la semana que viene!

Rocío