Violencia y zapatos

Dicen que los zapatos demasiado altos son peligrosos… ahora veo porqué.

zapatos.jpg

Thelma Carter, una mujer estadounidense, no encontró arma mejor que matar a su novio con un zapato de taco alto. Ellos vivían juntos en un parque de tráilers, en Augusta Georgia, cuando tras una pelea, ella se quitó el zapato y lo azotó hasta la muerte. Lo dejó allí todo golpeado y luego volvió a verlo, para encontrarlo muerto. Llamó a la policía y ahora está acusada de homicidio.

Hay mujeres que dicen de broma que matarían por un zapato, pero esto escapa de la broma; ¿Qué habrá pasado por la mente de esta mujer que se le ocurrió ocupar un zapato como arma? Loca total, mala, mala mujer. Y esa canción que dice “Uno de estos días estas botas caminarán sobre ti” pierde toda figuración para constituirse en la más macabra realidad.

Pero Thelma no es la única que cual Agente 86 usa un zapato para algo diferente a caminar: Simon Stacey, un inglés golpeó a su mujer con un zapato –no sabemos si de él o de ella- pero por suerte no la mató. Ahora ella lo acusa en tribunales, por esta y otras agresiones. Loco total, mal, mal hombre.

O sea, ya no se saca mucho controlando quién tiene o no armas… porque la gente se las arregla hasta para dañar a otro con un zapato. Lo cierto es, que una imagen de una mujer pisando a un hombre con su zapato, ya no va a parecer nada sexy.