Cuidados de la ropa

¿Qué haces para cuidar tu ropa?

motas.jpg

http://i258.photobucket.com

¿Sientes que tu ropa está fea?¿Que no te dura nada?

No es necesario partir a la Quinta Avenida de Nueva York a endeudarse por 20 años y comprarse un abrigo de alta costura. No pues.

Es cosa de cuidar lo que se tiene, sin importar si te costó caro o barato.

1.- Mira la etiqueta: Antes de comprar. Una chaqueta puede ser muy barata, pero si hay que gastar dinero cada vez que ha de limpiarse, puede no serlo tanto. Muchas prendas dicen que deben ser lavadas en seco, o que NO deben ser lavadas en seco; que no deben ser planchadas, etc. Después, aplica criterio.

2.- Anda probando: dependiendo del valor que hayas pagado, anda probando con la tintorería y lavado en seco si corresponde, lavado en agua fría a mano, lavadora con agua fría en programa suave, etc. Si la chaqueta te costó $7.000, dice sólo lavar en seco y el lavado en seco vale $3.500… piénsalo. Si te gusta mucho, llévala a la tintorería la primera vez. Pero a la segunda, prueba lavándola a mano, y al final, échala a la lavadora a ver que pasa. Si se destruye, no habrás perdido tanto. Antes de llevarla a la tintorería, cotiza. En una misma cadena de tintorerías, me cobraban $9.000 pesos por lavar un vestido de fiesta en uno de los locales, y $3.500 en otro.

3.- Adiós a motas y pelusas: Hay que distinguir entre lo segundo y lo primero. Las pelusas son todas aquellas fibras de otras telas o cosas que se van pegando a la ropa más porosa (chalecos, tejidos de lana, abrigos de paño). Esas se quitan fácil con la mano, con un pedazo de cinta adhesiva o con una escobilla especial. Las motas, son más complicadas. Salen especialmente en los chalecos, y son como pelotitas producidas por el roce. Se pueden quitar con una máquina de afeitar desechable, pero yo prefiero la maquinita que ves en la foto. La venden en Panamtur y vale como $4.000 (No la misma de la foto). La mía es marca Ufesa, la compré en el Jumbo  y me salió un poco más cara ($6.000) pero me ha durado años.

4.- Cuélgalo, almacénalo, dóblalo. En un montón de sitios webs salían varios consejos, como envolver la ropa en pañuelos de buena calidad o en fundas de tela, no apretarlas y dar espacio entra cada prenda. Pero como sé que la mayoría de nosotros no tiene ni tiempo, ni plata, ni espacio para eso, les doy mis consejos propios: guarden las bolsas plásticas que les den en las tintorerías cuando laven vestidos de fiesta, abrigos y parkas, para guardar la ropa en las temporadas que no son. No son “lo mejor” porque no dejan “respirar”. Pero es eso o que se llenen de polvo. Si no tienen espacio para guardar las cosas colgadas, intenten doblarlas lo mejor posible y guárdenlas en un baúl o maleta, de preferencia no plástico.

5.- Zapatero: sí, los zapateros aún existen. Son más escasos y cobran cada vez más caro, pero pueden salvar un par de zapatos. La clave es actuar a tiempo. No esperes que tus zapatos estén como los de Larraín para cambiar la tapilla. Ayer compré unas botas, y me recomendaron las llevara de inmediato al zapatero que le colocara un refuerzo en el taco y en la parte de abajo del pie “Suela antar” creo que se llaman. Como son de cuero, también me recomendaron que les pasara grasa por encima para evitar que se mojen si llueve y por ende, que se manchen.  Pasar una escobilla cada vez que se usen para que el polvo no las aje y lustrarlas de vez en cuando, podría ayudar a que duren más, al igual que las carteras u otros accesorios de cuero.

Y tú, ¿Cómo cuidas tu ropa?