El vestido perfecto

Ese que te gusta, te queda bien y puedes pagar.

vestido1280x370.jpg

Encontrar el vestido perfecto para una ocasión especial es una tarea maratónica, no sólo porque los diseños disponibles están hechos para mujeres irreales sino porque también los más bellos y exclusivos suelen tener precios impagables para el sueldo normal de cualquier persona.

Recuerdo que demoré como 8 meses dar con el vestido de mi graduación, terminé mandándomelo hacer armando uno con partes de varios diseños de una tienda: el corte de este, el drapeado de aquel, la gasa negra de otro y el tajo a la izquierda y no a la derecho como todos.  Lo amé y lo conservo hasta hoy (junto a la ilusión de volver a ser mina como a los 17 y que me quepa, ja!)

Lo mismo tuvimos que pasar con mi hija e busca de su vestido para los 15.  recorrimos todas las multitiendas, boutiques y demases que encontramos.  Fue un día entero a Patronato, se probó todo el Drugstore y no dimos con ninguno que cumpliera los tres requisitos fundamentales: le gustara, te quedara bien y yo pudiera pagar.

Entonces empecé a averiguar sobre diseñadores independientes que nos dieran una alternativa exclusiva.  Amo tener cosas que nadie más tiene y un vestido único es aún más bello.

Fue así como una amiga me dio el dato de Burqa Vestuario.  Estas chicas tienen un taller y se dedican a hacer ropa de todo el gusto de mi hija.  Fuimos con el placer no sólo de encontrar vestidos maravillosos, sino con la voluntad maravillosa de armarle el que ella quería en rosado.

Por $20.000, mi hija tuvo un vestido rosa hermoso que le quedaba perfecto.  Y de puro fascinadas con la tienda, salió también con otro vestido fosforescente y un polerón precioso.

Las invito a ir mirar los diseños y tentarse.  Están bellos y al alcance de todos los bolsillos.