Galería: Cuando los futbolistas se convierten en rostros de ropa italiana

De las canchas a la pasarela.

-La semana pasada, supimos que Lionel Messi, la pulga, será el rostro de la marca Dolce & Gabbana. Los diseñadores italianos Domenico Dolce y Stefano Gabbana lo eligieron para que usara su ropa en actos públicos y que fuera el rostro de la temporada 2011. Así como él, muchos hombres que juegan a la pelota se han convertido en modelos de un día para otro y han transformado su vida en una pasarela.

En Chile tenemos un ejemplo que en su momento nos llenó de orgullo: cuando Iván Zamorano, nuestro Bam Bam, empezó a usar Armani. Hay que decir sí que, por muy ropa italiana que sea, no a todos les queda bien y hay quienes se ven francamente ridículos, sobre todo cuando ocupan prendas que tienen el símbolo de los diseñadores en tamaño gigante, para que la gente lo pueda reconocer a distancia.

Otro que se viste de Armani, es el recientemente padre, Cristiano Ronaldo, jugador del Real Madrid. Eso deja al portugués y al argentino Messi, que juega en el Barcelona, como rivales también en las telas. Ronaldo hace pocos días estrenó una sensual publicidad para Emporio Armani. Lionel, por su parte, aún no ha hecho campañas para su nueva casa, pero dijo al diario La Vanguardia que siempre le gustó el estilo elegante y la imagen sofisticada que proyecta Dolce & Gabbana.

Otro futbolista típico de campañas publicitarias de este tipo es el inglés David Beckham, claro que él la mayoría de las veces aparece en las fotos sin ropa y luciendo su abdomen. ¿Por qué a los grandes diseñadores les gustará tanto tener a futbolistas en sus filas? Si lo hilamos un poco más fino, nos damos cuenta que la mayoría de los jugadores de fútbol, antes de hacerse famosos en las canchas, nunca habían usado ropa tan exclusiva y sin embargo, son el blanco favorito de los diseñadores de ropa. Es más, sus cuerpos musculosos y sudados se contradicen con las prendas de alta costura que modelan, pero al parecer esas características son las que más disfrutan y cautivan a los diseñadores.