Se suicidó Alexander McQueen

Ha muerto un gran diseñador e ícono de la moda.

Alexander McQueen fue uno de los diseñadores íconos de la moda británica, entre 1996 y 2003 recibió el premio al Mejor Diseñador Inglés del año, trabajó para Givenchy y llegó a ser jefe de diseño sucediendo a John Galliano. Formó su propia marca, McQueen, cuando Gucci permitió desvincularlo de Givenchy y LVMH (Louis Vuitton y Moët Hennessy). A pesar de todo ese éxito, hoy se suicidó. Tenía 40 años.

Comenzó como un rumor, pero la prensa inglesa ya confirmó la muerte de este londinense hijo de taxista que se graduó de la prestigiosa St. Martins College of Art & Design, en Londres. McQueen comenzó diseñando vestuario para sus hermanas hasta que su talento lo llevó a trabajar con Anderson & Sheppard en la tradicional calle Saville Row.

Ya era conocido cuando creó la marca McQueen que vistieron figuras famosas como la estilista Isabella Blow, amiga cercana del diseñador que también se suicidó, Björk y Duquesa de Westminster. Su estilo era oscuro, pero siempre resaltando la femenidad. Sus trajes de cortes perfectos era creativos y polémicos, lo que lo llevó a convertirse en el niño terrible de Londres.

En 2003 lanzó la colección de ropa masculina prêt-à-porter, hecha a medida y que mostró en la pasarela de Milán. Presentó sus modelos en la Semana de la Moda en París y tiene tiendas en las principales ciudades del mundo. Además creó un perfume, Kingdom.

Su muerte llegó días después que muriera su madre y semanas antes de que presentara su nueva colección en la Semana de la Moda en París, el nueve de marzo. Estaba casado desde el año 2000 con el cineasta George Forsyth.