Modas que dejamos atrás ¡menos mal!

zapatoconflecos21287x350.jpg

(c) Modatotal

Se termina esta década y con ella se van también tendencias que estuvieron de moda.

El año 2003 en el BCN Fashion Week, en Barcelona, aparecieron las mezclas de colores chillones como rosa con verde limón, turquesa con naranjo fosforescente y amarillo con morado. Al año siguiente eso quedó atrás, menos mal, y en la Semana de la Moda en Londres llegaron los colores apagados, las faldas hasta el tobillo y las blusas que llegaban al cuello.

Eso también quedó en el olvido, pero pasamos a cosas cada vez peores y que, por suerte, hoy no se usan. Las mujeres comenzaron a usar pantalones cargo, con muchos bolsillos y de estilo militar en colores café y verde musgo, que combinaban con camisetas cortas. Luego vinieron los pitillos ultra ajustados en colores fuertes como rosa chicle, verde pistacho, amarillo, rojo y azul. Costaba mucho ponérselos porque los pies se atoraban.

Dejamos de ver botas de gamuza con flecos y hasta las rodillas que se amarraban por delante con cordones que se iban cruzando. Ya mujeres que usaban blusas superpuestas, una de manga larga y encima otra de pabilos o un strapless, la de abajo generalmente era de tela arrugada y con puños anchos.

Este año aparecieron en las playas los micro bikinis. La prenda tenía tres triángulos diminutos que cubrían, a penas, el pecho y el trasero unidos por cordeles, una especie de trikini minúsculo. Eran de lycra, brillantes y en colores rosado, dorado, celeste y plateado. Qué bueno que fue sólo una moda pasajera.

La mayoría de las tendencias que se acaban reviven después de unos años, es lo que sucede con el estampado escocés cada cierto tiempo. Pero esperemos que estas que acabamos de recordar no vuelvan nunca más.