logo
Moda y Belleza 11/04/2021

Señora Millennial: así se transformaron las nómadas experienciales

La generación millennial no, no es la de los más jóvenes. De hecho, sus miembros ya se acercan a los 40 o ya están en esa edad. Y así ha cambiado su forma de consumir. 

Luz Lancheros, MWN

“Malditos millennials”. Señora Millennial: así se transformaron las nómadas experienciales

Esta es una frase común en los últimos años para hablar de cómo la generación nacida de los 80 a los 90 estaba cambiando las formas de vivir y consumir.

Los millennials fueron la primera generación en no no permitir comportamientos normalizados como el abuso, acoso, racismo, etc.

Señora Millennial: así se transformaron las nómadas experienciales

Lucharon contra ellos. También cambiaronde trabajo si no era satisfactorio o renunciar y viajar. Tienen ideales con luchas fuertes.

Casi que desvaneciéndose, debido a la precariedad del mercado laboral, las crisis económicas (2008 y 2020) y a una pandemia mundial, entre otros factores. 

Ahora bien, los “malditos millennials” –que para el año pasado, según la consultora MSCI eran 1.8 mil millones de personas– ya no son tan jóvenes ni tan veinteañeros-.

Muchos ya se acercan a los cuarenta años, si no es que los tienen ya.

Pero a diferencia de sus antecesores, y más que todo en el caso de las mujeres, buscan estabilidad.

De esta manera, ya tienen prácticas que ostentan con orgullo y de las que han creado industrias y cultura de consumo.

“Las señoras millennial”, cuyas exponentes a nivel mundial son Kim Kardashian, Meghan Markle o Beyoncé, ya comienzan a reconocerse como tales. Y les gusta.

Cuido de mis plantas, mis mascotas, me gusta tener mi ropa limpia”, dicen muchas.

” Compro más cosas para la casa que ropa o invertir en salidas y me gusta”.

Esto dicen muchas personas, sobre todo mujeres, que ya se identifican con las “cosas de señora”.

Señora Millennial: así se transformaron las nómadas experienciales

Estas ya piensan en tener lugares propios, autos y una estabilidad que les permita pensar en su estilo de vida.

El auge de los “plantfluencers” (influencers de plantas) y de amas de casa y bloggers de cocina también es otra muestra de ello. 

Las señoras tipo “Amas de Casa Desesperadas” y “Good Housekeeping” ya no son imágenes conservadoras sino mujeres que se quieren ver bellas.

Bellas a cualquier edad, con cualquier talla, color o apariencia y que aún piensan en causas sociales, pero desde un punto de vista más centrado. Tal y como explica Gustavo Prado, coolhunter, investigador de moda y tendencias y creador de la agencia de coolhunting Trendo.mx :

  “Se había asociado a los millennials con juventud y rebeldía, pero ya estos están apropiándose y tomando decisiones postergadas. Y les ayuda que son los que tienen mayor capacidad en sus decisiones de compra y son líderes de consumo, economía y cultura.

Las señoras millennials son mujeres poderosas que toman decisiones tanto en su casa como en la cultura y entran en la madurez como un referente cultural.”, explica.

“Ellas recibirán de los boomers la transferencia de riqueza más grande que se ha dado en el mundo”, afirma. “Ahora apropian, reivindican y reinterpretan la madurez, se reconocen en ella”.

“Puedes verlo con los grupos de mujeres en Facebook, por ejemplo, donde ellas encuentran servicios y satisfactores que privilegian y condonan”, complementa Prado.

Señora Millennial: así se transformaron las nómadas experienciales

“Y como ya saben de lo digital, lo usan como vehículo para hacer dinero, levantar su economía y tomar decisiones”, explica el experto a Metro.

Por otro lado, ya desde prepandemia se estaba dando esta práctica, como le explica Rosalina Villanueva, experta en futuro de WGSN.

“Las nuevas generaciones han demostrado que disfrutaban más de estar en casa, que buscaban el tiempo en soledad”, afirma. “O el fin de semana relajado de ver series”.

“En el contexto actual en periodos largos de cuarentena, todos los temas de hogar se vuelven nuestro día a día”, afirma.

” Con eso las soluciones que intentamos darle son más relevantes”, expresa.

“Por eso la popularidad de blogs, influencers que por primera vez hablan de estos temas y no tanto de viajes, u otras cuestiones”, explica. 

Y esto en el consumo también se reflejó precisamente cuando vinieron las cuarentenas.

En este periodo se está hablando de productos de cuidado y suscripciones para productos de limpieza (eso sí, conscientes con el medio ambiente).

También, porque la estancia forzada en el hogar mostró que su cuidado (sobre todo de plantas y mascotas) podía dar un propósito.

Y esto se refleja sobre todo en la cultura decorativa, por ejemplo.

Decorar la casa con plantas, huertos urbanos y con otros proyectos relacionados en redes sociales, son comunes.

“Qué te pasó, viejo, antes eras cool” 

El idealismo millennial se transformó cuando estos comenzaron a pagar cuentas y a pensar en el futuro, sostiene Gustavo Prado.

Y luego de las crisis que los condenaron a tener empleos precarios y más aún con la actual, piensan en el mundo.

Pero también en ellos mismos.

“Luego de que se deja el idealismo atrás y la crisis atrás, reconocer libertad en la propiedad y en la posesión y en asumirse como ‘señora’ o persona madura es un síntoma de reconstrucción para una generación a la que se le culpó de destruir la TV y hasta la propiedad-

” ¨Pero precisamente a partir de los 40 recuperan esa idea: lo hacen a través del emprendimiento en Internet, debido a una economía que les mostró que la educación tradicional no les daba ninguna ventaja económica y se libraron de los prejuicios haciéndolo.

” Hablamos desde negocios de sánduches, maquillaje, etc. Y también, como lo suyo era la experiencia, la pandemia les mostró que eso se está redefiniendo y que precisamente esas cosas que despreciaban son las que les dan la libertad e independencia en un mundo cada vez más difícil.

” La señora millennial está aceptando el derecho a ser feliz y a cuidar de ella y los suyos sin tener que salvar a todo el mundo.

“Cuando dicen ‘soy una señora, y estoy satisfecha con ello’, ‘no lucho por el planeta sino por lo nuestro’, tienen un idealismo más sano y maduro”, expresa. 

Por su parte, Rosalina Villanueva explica cómo se redefine el adulting de los millennials comparado con otras generaciones, ya que el éxito y evolución cambiaron en sus valores.

“En una encuesta realizada por nuestro equipo encontramos que 62% de estos jóvenes prefieren tener más tiempo que dinero, 75% no creen que el status en las redes sociales equivalga al éxito pero un 55% considera que una jubilación anticipada como un hito.

“Y, entre otras cosas que estas nuevas generaciones valoran y toman como ejemplo de ser adultos es la seguridad e independencia financiera, la creación de memorias entre experiencias y viajes, y la libertad y flexibilidad de trabajo.

” Esta, por la crisis de COVID-19 se vuelve una buena alternativa que seguro modificará la manera se ve la vida de oficina tradicional”, afirma la experta, que también muestra que, en la investigación de WGSN, la vida en comunidad.

Esta se ve, por ejemplo con jubilaciones compartidas donde se escapan de las altas rentas, o las familias de una sola persona, o con mascotas, son determinantes a la hora de escapar de los valores de las generaciones de antaño.

En eso coincide Gustavo Prado, quien añade: “Con hijos o no, la señora millennial busca un nido, desde donde se define ella misma, muestra sus valores y define ella misma su vida y quién es ante el mundo.

“Busca un lugar desde dónde partir y establecerse y desde donde ella se reconoce a sí misma como perteneciente a un gran grueso de personas que tomará las mayores decisiones sociales y culturales en los próximos años”. 

¿Y LOS HOMBRES?

Si bien estos comportamientos de “adulting” se miden según el contexto, al menos Gustavo Prado opina que ellos lo tienen más difícil.

Ellos tienen el comportamiento del “adolescente eterno”, o lo que se conoce desde 2003 como “Kidult”.

Y en una época donde se está cuestionando la masculinidad de antaño la tienen particularmente difícil, ya que muchos aún no encuentran símbolos que los redefinan de manera contundente en esta nueva etapa de su vida.