Moda y Belleza

5 ejercicios efectivos para decirle adiós a la papada y a la flacidez del cuello

Se trata de uno de los problemas estéticos más comunes.

La papada es uno de los problemas antiestéticos que menos sabemos cómo abordar. Nos causa una gran inseguridad a la hora de hablar interactuar con otras personas, afectando gravemente nuestra autoestima. Por eso te enseñamos 5 ejercicios efectivos con los que podrás decirle adiós a este problema, así como a la flacidez del cuello.

Realmente existen muchas causas por las que podamos sufrir de papada. Factores genéticos, obesidad, pérdida de peso, la falta de colágeno y la edad pueden hacer aparecer esta antiestética flacidez debajo de nuestra quijada. Realiza los siguientes ejercicios para eliminarla.

1.- Masticas chicle

Aunque no lo creas, el chicle puede convertirse en un gran aliado a la hora de disminuir la papada. Masca chicle de una forma intensa durante al menos 10 minutos al día y estarás poniendo en movimiento todos los músculos faciales ¡Es un excelente ejercicio!

2.- Pronuncia las vocales

Tal y como si estuvieras en la etapa de la infancia, vuelve a dedicar un tiempo del día para pronunciar las vocales. Hazlo en voz alta y con gran articulación. Podemos decirte que las pronuncies de forma exagerada abriendo la boca lo más que puedas dos veces al día por 5 minutos.

3- Ejercicio de sonrisa invertida

Para contribuir a eliminar la papada, haz un ejercicio con la sonrisa invertida y mientras tanto mantén los músculos tensionados. Quédate en esta posición durante dos minutos y efectúa 10 repeticiones una vez al día.

4.- Boca cerrada y movimientos de lengua

Otra técnica ideal para ejercitar los músculos que se encuentra involucrados con la papada es mantener la boca cerrada, mientras haces movimientos circulares con la lengua. Posteriormente, trata de tocar superior e inferior. Te sugerimos efectuar 15 repeticiones con 20 segundos de descanso cada una y 3 veces al día.

5.- Ejercicio momento de paz

Este ejercicio para eliminar la papada se llama así porque se simula una forma de relajación. Debes sentarte en el sueño con una postura erguida y poner las manos en las rodillas. Ahora realiza un estiramiento del cuello lo más que puedas hacia adelante.
Posteriormente, voltea sutilmente el cuello hacía la izquierda y regresa a la posición inicial para repetirlo otra vez, pero a la derecha. Te sugerimos efectuar 10 repeticiones en cada lado una vez al día y verás que, con constancia y disciplina, podrás decirle adiós a la papada.

 

Lee también: Los increíbles beneficios de incorporar la cúrcuma a tu rutina de belleza

 

Tags

Lo Último


Te recomendamos