3 errores que puedes estar cometiendo al aplicar tu humectante facial

Parece una rutina fácil, pero realmente tiene su truco.

Aplicar humectante por la mañana y por la noche es un cuidado básico de la piel. Pero aunque la mayoría de nosotras nos humectamos dos veces al día, es posible que no lo estemos haciendo de la manera correcta. Hay una serie de errores comunes que podrían impedirte aprovechar al máximo tu rutina.

Dos dermatólogos le comentaron al portal Well + Good sobre los errores más comunes que cometen las personas cuando se humectan, y olvidarse de hacerlo dos veces al día es solo el comienzo.

Usar la fórmula incorrecta

"Uno de los mayores errores es elegir la crema humectante incorrecta para tu tipo de piel", dice el dermatólogo Purvisha Patel.

"La piel grasa generalmente necesitará un humectante más ligero, como un gel o loción, para evitar la obstrucción de los poros y el acné, mientras que la piel sensible o que se irrita fácilmente puede necesitar una crema o ungüento".

Mascarilla de aceite de oliva para un rostro hermoso

Tiene propiedades y nutrientes que te dejarán la piel suave y radiante.

Si tienes la piel seca, opta por algo más grueso que tu piel absorba de inmediato.

No aplicarlo sobre la piel limpia

Es importante que estés trabajando con un lienzo limpio cuando apliques cualquier tipo de productos para el cuidado de la piel, especialmente el humectante.

"No quieres sellar ciertas cosas como contaminantes ambientales, y siempre debes eliminar cualquier maquillaje primero y luego limpiar la piel", dice el dermatólogo Kenneth Howe.

Frotar incorrectamente 

"Frota contra la gravedad, y no tires de la piel", dice Patel. "Si aplicas la crema hidratante hacia abajo, se quedará en la piel sin absorberla y a lo largo del tiempo esto promueve la avería del colágeno y se crean las arrugas", y este error te puede costar algunos años de apariencia.

Solo masajea hacia arriba y usa pequeños movimientos circulares alrededor de los ojos y la boca.

Te recomendamos en video