Consejos para usar bien el corrector de ojeras

Este producto es un aliado que puede ponerse en tu contra si no sabes utilizarlo correctamente.

Esa foto en la que pareces tener una nube bajo cada ojo es una clara muestra de que se te pasó la mano en la cantidad plicada o no supieste escoger a tonalidad correcta. En resumen: Este producto puede ponerse en tu contra si no sabes utilizarlo correctamente.

No todos los correctores sirven para la zona del contorno de ojos, porque la tonalidad que elijamos depende del color de la ojera, porque son muchos los errores que cometemos y porque no siempre sabemos el orden exacto de aplicación.

Tres desmaquillantes caseros para todo tipo de piel

Retirar tu maquillaje con opciones caseras son tan económicas como nutritivas y efectivas.

1. Aplicarlo en todo el contorno del ojo

No tiene sentido aplicar corrector en todo el contorno de ojos, ya que no tenemos ojeras de modo homogéneo por todo el ojo. La solución pasa por mirarnos de frente, con luz frontal (frente a la ventana, por ejemplo), y aplicarlo solo en la zona donde se marca la ojera .

Continuamos con el proceso, presionando con el dedo para fijar el producto sin desplazarlo. Luego damos unos toques por todo el contorno con los restos de corrector que hayan quedado en el dedo para homogeneizar la zona de modo natural.

Corrector de ojeras Corrector de ojeras - Pinterest

 

2. Aplicarlo antes de todo el maquillaje

Debe aplicarse el corrector antes de maquillar. Pero no pongas base sobre el contorno de ojos para, seguidamente, tener que aplicar el corrector y cargar la zona.

Lo ideal es aplicar la base sobre todo el rostro, exceptuando el contorno de ojos después aplicar el corrector.

Tonos de rubor para morenas ideales para afinar el rostro

Olvídate del maquillaje desigual; aquí están los tonos que buscabas

3.  No apliques sobre las patas de gallo

Hay quienes quieren cubrir otras zonas problemáticas como las patas de gallo con el mismo producto.

Como norma,  nunca se aplica corrector en la zona de las patas de gallo para evitar que se cuartee el producto y haga más visible el problema de lo que realmente es.

4. Escoger el tono correcto

Según el tono de la ojera, que sea ligeramente anaranjado para ojeras marrones o ligeramente rosado para ojeras violáceas. Para una ojera suave, un corrector beige será suficiente

Te recomendamos en video: