Sobrepeso, obesidad y sedentarismo, muy presentes en Argentina y que pueden verse agravados por la cuarentena

En Argentina

La obesidad y el sobrepeso pueden llegar a empeorar con la pandemia por el Covid-19.

Expertos de la Sociedad Argentina de Nutrición (SAN) advirtieron que el aislamiento prolongado genera angustia y ansiedad y reduce la disponibilidad de alimentos saludables para consumir.

Además, la SAN realizó una encuesta entre casi 5.500 adultos de Argentina, de entre 18 y 70 años.

Los encuestados respondieron  un cuestionario online que mostraba que casi 6 de cada 10 argentinos (56,9%) admitían haber subido de peso durante la cuarentena.

El 78,5% aumentó de uno a tres kilos, mientras que el 18% subió de tres a cinco.

Por último,  3,5% de los consultados dijeron haber incrementado su peso corporal en más de cinco kilos.

Liliana Papalia, médica especialista en clínica médica y en pacientes obesos,  expresó a Infobae que "la relación 'obesidad-coronavirus en la Argentina es particularmente preocupante".

Los datos de Argentina concuerdan con números obtenidos en otros países.

Desde la SAN tienen conocimiento de una encuesta realizada en España que produjo resultados similares, aunque con menos encuestados.

Según otra última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo del Ministerio de Salud, seis de cada 10 personas mayores de 18 años, tienen sobrepeso.

LA SAN recomienda tres factores esenciales:la alimentación, la actividad física y el manejo emocional.

Otras recomendaciones son no asociar a la comida a un sentimiento o emoción, como el aburrimiento o el estrés.

También se debe evitar el picoteo.

Es relevante tener una dieta variada de alimentos donde se encuentren las legumbres, frutas, verduras y carnes.

Dieta Para evitar engordar se recomienda una dieta completa y balanceada. - Instagram

La falta de gimnasios puede contribuir a que se engorde con más facilidad.

Entre las recomendaciones de los especialistas figuran hacer ejercicio online con actividades que requieran movimiento.

Asimismo, aconsejan  interrumpir cada 30 minutos las conductas que impliquen sedentarismo, parándose y moviéndose al menos unos minutos.

Para lograr el manejo de las emociones, Papalia aconsejó "pensar en positivo, meditar" y usar la tecnología para no perder la vida social.

 

No te pierdas el video en