La ansiedad y el estrés provocan caída de pelo en Argentina

La incertidumbre por el coronavirus junto a la entrada en el otoño, se refleja en la caída del pelo.

Es otoño. Y Argentina está en cuarentena. Esto equivale a una caída de pelo mayor de la habitual.

Leer la prensa, ver los noticieros, no saber cuándo y cómo va a acabar la pandemia no ayuda a la melena, junto a la estación.

"La caída de pelo en otoño se hace más evidente que en el resto del año, porque existe un recambio de pelo que es mayor en las épocas de cambio de estación", explicó a Infobae la dermatóloga Lilian Demarchi.

Lucas Ponti, también dermatólogo agregó que otra de las consecuencias de la pérdida de pelo es que ahora la gente está más pendiente y también por el estrés.

caída de pelo El otoño junto al estrés incrementado por la cuarentena provocan que el pelo se caiga más - Instagram

Para Fernado Coppolillo, especialista en medicina familiar, la caída del cabello es más notoria por la situación tan delicada que atraviesa el país, no solo por el coronavirus sino por el dengue.

"Podemos hablar de una epidemia de estrés que se va haciendo crónica; las múltiples amenazas presentes y futuras, reales e imaginarias. Este estrés tiene múltiples expresiones orgánicas. Lo que sucede en la mente sucede en el cuerpo", expuso.

El especialista proponía practicar "hoy más que nunca" técnicas como la autorreflexión, mindfullness o yoga.

Otra dermatóloga, Fiorella Marta aconsejó lavar menos el pelo en la cuarentena.

El exceso de lavado, según la especialista, provoca que se caiga más.

"Además, el cepillado con el pelo mojado, que es cuando más débil está, es cuándo traccionamos y sacamos más cantidad de la que estaba destinada a caer”, explicó.

Marta recomendó que el paciente preocupado por la caída de su pelo se someta a un análisis de laboratorio y a un cuestionario.

"El tratamiento no es el mismo para todos. Sin saber la causa, el tratamiento no será eficaz", concluyó.

Hay una serie de remedios caseros que contribuyen a frenar la caída.

El té verde es una bebida con muchos antioxidantes. Se puede preparar una taza, dejarla enfriar y verterla en el cabello.

El aceite de almendras y el aceite de romero, son también extremadamente beneficiosos, junto al aceite de oliva.

 

 

No te pierdas el video en