Cómo exfoliar la piel desde casa

Permanecer tanto tiempo en el hogar permite a las mujeres a dedicar más tiempo a sus cuidados personales, incluido el de la piel.

La exfoliación de la piel es esencial para destapar los poros y mejorar su textura.

Además, ayuda a reducir la aparición de líneas finas de expresión.

"En cosmética la exfoliación se realiza artificialmente buscando un rejuvenecimiento facial. Se eliminan las escamas y las células muertas de la epidermis mediante una acción física o con un agente químico", aseguran los expertos de la Enciclopedia de Salud.

Para exfoliar el cutis, se debe humedecer antes, para evitar su resecamiento o daños cutáneos.

Existen varios exfoliantes caseros, ideales para aplicar en cuarentena.

El café es uno de los más populares. El método es tan simple como mezclarlo con un poco de crema o leche y extenderlo en el rostro. Aclarar después con agua fría.

El azúcar contiene muchas propiedades que la convierten en un buen exfoliante, sobre todo si es azúcar moreno.

Aplicando dos cucharadas junto al jugo de medio limón para después usar la mezcla para masajear la cara, contribuirá a que el cutis se exfolie.

La miel, junto al limón también ayudarán a depurar y a eliminar las células muertas del rostro.

Miel y limón Exfoliar la piel es muy importante para eliminar las células muertas, reducir los poros y lucir un rostro terso. La miel con el limón es un buen remedio casero. - Instagram

Un exfoliante muy efectivo es el cacao.

Una receta es verter en un cuenco un cuarto de cacao en polvo, dos cucharadas de limón, una de miel y otra de avena en polvo (juntar varios de los ingredientes que se han explicado antes).

El paso siguiente es el mismo que los previos,  mezclar los ingredientes hasta formar una pasta sin grumos para esparcirla en la cara.

El cacao es un exfoliador muy demandado en centros naturales, también para el cuerpo.

No es casualidad que exista la chocolaterapia.

 

No te pierdas el video en