Dolor de espalda en cuarentena: Tips para aliviarlo

Estar todo el día en casa, con teletrabajo frente a la computadora o con malas posturas, causa dolores de espalda que pueden remediarse con varios ejercicios.

Una de las cosas negativas que nos ha reglado el confinamiento es que aumente el dolor de espalda. 

Pasar mucho tiempo en casa, sentadas en un sillón o en una silla frente a una computadora, provoca que se generen malas posturas que afectarán a la espalda.

Esto se acentúa, en personas que ya arrastraban problemas con esa área como cifosis, lumbalgia, escoliosis o dolores cervicales.

Mayte Serrat, fisioterapeuta y psicóloga en la Unidad de Expertos en Síndromes de Sensibilización Central en el Hospital Vall d'Hebron, recordaba en una entrevista con Clarín, la evidencia científica de la importancia del ejercicio físico.

La fisioterapeuta, daba una serie de estrategias para aplanar la curva del dolor, basada en dormir bien.

Hay que recordar que dormir mal sensibiliza más el dolor de espalda.

Es muy importante no pasar más tiempo en la cama del destinado al sueño.

Si se tiene insomnio, la experta recomendaba levantarse e ir a otra habitación.

Serrat, recomendaba practicar una serie de prácticas relajantes antes de dormir, como la meditación o mindfulness.

Los ejercicios aconsejados por la psicóloga eran los aeróbicos de fuerza y flexibilidad.

"Son los que han demostrado tener un mayor beneficio”, aseveraba.

la especialista señalaba además que en los ejercicios musculares "los pacientes que los realizan refieren una mejoría en la fatiga, el humor y el sueño".

El yoga es una excelente opción para menguar los dolores en la espalda.

Yoga El yoga es uno de los ejercicios más recomendados y con más rápidos resultados para el dolor de espalda y también para fortalecerla. - Instagram

SHA Magazine, recomendaba en un artículo practicar la torsión de la columna.

Esta consiste en "extender una pierna mientras que la otra se dobla al lado de la pierna contraria para girar la espalda, a la vez que un brazo reposa detrás de la espalda, y la otra en la rodilla doblada".

Otra postura favorable para la espalda es la del perro cabeza arriba.

El ejercitante se tiende boca a bajo con las piernas extendidas y levanta el torso apoyándose en los brazos con la cabeza muy erguida.

Por otro lado se encuentra la postura del perro cabeza abajo.

"Para realizar esta pose correctamente, es importante relajar el cuello y la cabeza, apoyar bien las manos".

Con este ejercicio, se alivia el dolor de los lumbares.

A continuación, se crea una V invertida al acercar el pecho a la rodillas.

Esta postura, aseguraban, es muy buena para disminuir el dolor de espalda y fortalecerla.

 

No te pierdas el video en