Mima tu piel en cuarentena con las mascarillas más fáciles de elaborar en casa

Hay muchos remedios para la piel con mascarillas caseras con pocos ingredientes y tremendamente efectivas

La cuarentena nos obliga a estar en casa . Eso, en términos positivos es bueno para nuestra piel porque respira.

Ya no se expone a la contaminación o al maquillaje diario.

Es también una buena oportunidad para reforzar ese cuidado, por ejemplo, con mascarillas caseras.

La yema de huevo, gracias a su cantidad de vitaminas se puede aplicar en el rostro e incluso en el cabello.

Una mascarilla muy sencilla es batir la clara bien y luego aplicarla por todo el rostro con un pincel.

Yema de huevo La yema e huevo tiene muchas propiedades que benefician a la piel. - Instagram

Se evita el contorno de ojos.

Después se aclara la cara con agua fría.

La yema de huevo puede también reducir las indeseadas bolsitas de los ojos.

Un buen método es aplicarla con un bastoncillo en las partes afectadas y dejarla actuar 10 minutos para después enjuagar.

Otro producto muy beneficioso es el café, que es un reafirmador muy potente del rostro.

El café contiene antioxidantes que elimina las células muertas (funciona también para reducir la celulitis).

También, abarca propiedades antiarrugas, lo que lo convierten en un ingrediente top en productos de belleza o spa.

Hay una mascarilla muy efectiva en la que solo basta tener, café, aceite de coco, canela y azúcar.

La cafeína aporta suavidad, el aceite de coco tiene vitaminas y minerales hidratantes, el azúcar ayuda a exfoliar sin químicos y la canela protege la piel colaborando en eliminar las arrugas y a reducir bacterias.

Se necesitan 50 g de aceite de coco, 75g de café media taza de azúcar(100g)  y una cucharadita de canela en polvo(5g).

Para preparar esta mascarilla hay que derretir el aceite de coco a fuego bajo, evitando que se queme.

A continuación hay que agregar el resto de los ingredientes y se mezclan bien con una cuchara de madera.

Esta mascarilla es para aplicarla después del baño con movimientos circulares en cuello y rostro.

Se deja reposar 20 minutos y después enjuagar el rostro con agua tibia.

 

No te pierdas el video en