Mascarilla de uvas para frenar las arrugas

Las uvas sirven para frenar el envejecimiento.

Nuestra piel está expuesta a los daños ocasionados por la exposición al sol y otros aspectos del clima. La mascarilla de uvas es muy beneficiosa para nuestra piel. Esta mascarilla natural de uva es perfecta para humectar, revitalizar y rejuvenecer la piel, gracias a los nutrientes que tiene la uva.

La uva es  perfecta para nutrir y regenerar la piel debido a las propiedades antioxidantes de los polifenoles, ya que estos evitan la degradación de la elastina y de las fibras de colágeno, ambas contribuyen a mantener la firmeza y elasticidad del cutis.

Las semillas de las uvas también son perfectas para exfoliar la piel, pues ayudan a activar la producción de colágeno y elastina, renovando las células en el proceso de limpieza. Para utilizarla solo debes machacar las semillas y mezclar con aceite de almendras y colocar en tu rostro limpio y seco, puedes hacerlo dos veces por semana.

Modo de preparación y aplicación

Corta las uvas por la mitad y frota suavemente con su pulpa en la piel la frente, ojos, contorno de boca o cuello.

Deja reposar la pulpa de la uva sobre la piel en los puntos clave del rostro durante 20 minutos. Para evitar la aparición de "patas de gallo" puedes incluso elaborar una crema de noche natural mezclando la pulpa de dos uvas verdes sin pepitas y el contenido de 2 cápsulas de vitamina E.

Beneficios de las uvas

Ayudan a combatir el estreñimiento, gracias a la gran cantidad de fibra que aporta, también ayuda a bajar de peso.

Las uvas cuentan con propiedades naturales para mejorar la piel.

La pulpa de las uvas ayuda a elimina las arrugas de la cara, las marcas de expresión y la resequedad de la piel.

Reaviva el brillo de tu cabello con acondicionador casero de aguacate y cambur

Existen muchas opciones en el mercado y empleando ingredientes de uso común en el hogar.

Te recomendamos en video: