3 mascarillas caseras para hidratar la piel con bananas, leche y yogurt

En las tiendas hay muchos productos cosméticos para hidratar el rostro, pero en ocasiones son muy agresivos para ciertos tipos de piel y, en otros casos, son demasiado ligeros y terminan dejándote la piel igual de esa. Las mascarillas caseras pueden ser la solución que estás buscando.

En casa puedes preparar mascarillas caseras con ingredientes naturales para hidratar la piel. Por ser naturales, hay mebos riesgos de que sufras reacciones desfavorables y hay más posibilidades de que humecten tu piel incluso más que las cremas de marcas famosas.

4 mascarillas naturales para desvanecer las estrías

Son efectivas y fáciles de realizar, además muy efectivas.

Mascarillas para hidratar la piel

Con bananas

Tan solo necesitarás una banana para preparar una mascarilla que humecte tu cutis y lo deje mucho más suave. Tritura una banana hasta lograr una pasta suave y homogénea. Luego, aplica una capa gruesa en tu cara y cuello. Déjala actuar por 15 minutos y luego retírala con agua fría.

Puedes preparar otra con el mismo puré de banana, agregando dos cucharadas de yogurt natural y 2 cucharadas de miel. Puedes aplicarla de la misma forma que la primera mascarilla.

img2019122721120-1af5d54111e60bd9e63d54051e4422c6.jpg

Con leche

La leche no sólo sirve para preparar licuados, también es perfecta para devolverle la humedad a tu rostro opaco. Tan solo debes mezclar cuatro cucharadas de leche en polvo con un poco de agua hasta formar una pasta espesa. Con esto cubrirás tu rostro, deja actuar por 15 minutos y luego puedes lavar tu cara como lo haces normalmente. Tu piel quedará muy suave y tersa, como la piel de un durazno.

img2019122721082-cdb322a48e2b9ef2618a1e3e6a87604d.jpg

Con yogurt

El yogurt es uno de los mayores aliados de belleza. Es el ingrediente perfecto de cualquier mascarilla ya que humecta a profundidad la piel, limpiando también los poros. Solo debes mezclar 1 cucharada de yogurt natural, varias cucharadas de jugo de naranja y un trozo de cristal de aloe vera. Revuelve todos los ingredientes hasta tener una pasta homogénea, aplícala en tu cutis por 5 minutos y luego retírala con agua fresca.

Te recomendamos en video: