4 remedios caseros para aliviar la irritación después de la depilación

Le brindarán a tu piel la nutrición que necesita luego de depilarte. Verás cómo la irritación disminuye en pocos minutos.

Hasta las pieles más resistentes resienten los estragos de la depilación. Dolor, ardor, picazón y erupción son algunas de las secuelas de esa molesta irritación que queda después de ‘ver las estrellas’.

Depiladora

Depiladora 3 en 1
TIMCO
$881.00


Pero descuida, para todos los males existe una solución. Aquí tienes algunos remedios caseros fabulosos para nutrir y regenerar la piel maltratada, sea cual sea la zona:

Bicarbonato con aceite de coco

El bicarbonato tiene muchísimas propiedades para la salud y el beneficio en la piel no escapa de sus bondades, pues ayuda a desaparecer las células muertas y, con ello, deja una mayor suavidad.

Además, te ayudará en la tarea de eliminar los restos del producto depilatorio.

Mientras que el aceite de coco se encargará de humectar profundamente. Encima, tiene propiedades antibióticas que prevendrán cualquier infección.

La preparación es muy sencilla: usa la misma cantidad de miel y de bicarbonato, revuelve y aplica en el área depilada, masajeando sutilmente.

Espera que actúe durante 5 o 10 minutos y retira con agua, preferiblemente fría.

Yogur

Este ingrediente es perfecto para mitigar el enrojecimiento, al igual que la inflamación porque nutre y restaura.

Y si no te parece suficiente, uno de los componentes del yogur es el zinc, ideal para calmar la picazón o el ardor.

Es recomendable mezclar 100 gramos con una cucharada de un aceite natural; algunas opciones son el de oliva, de almendras o de manzanilla.

Colócalo sobre la piel maltratada y, después de 20 minutos, retíralo.

Sábila

Es rica en minerales y entre sus maravillosos poderes está el de reparar la piel tras la depilación, pues es nutritiva, analgésica y antiinflamatoria.

El aloe vera contiene fitoesteroles que combaten el enrojecimiento.

Solo basta con que cortes una penca, retires las espinas y la concha. Posteriormente, pon el cristal directamente sobre el área afectada.

Otra alternativa es licuar el gel para obtener un líquido que puedes dejar enfriar para esparcir con pequeños toques.

Avena

Se trata de uno de los cereales que más hidratación y nutrición proporcionan a la piel.

Tiene un efecto calmante que disminuye la picazón e irritación.

En una taza de agua, añade dos cucharadas de avena, deja hervir durante 5 minutos, enfría y, con una gasa o tela suave, frótalo muy suavemente donde sea necesario.

Te recomendamos en video: