3 remedios caseros para aclarar las axilas manchadas

Te presentamos remedios caseros para aminorar las molestas manchas en las axilas.

Nada más vergonzoso que levantar los brazos y que todos miren tus axilas manchadas. A pesar de tus cuidados, es muy fácil que esta zona de tu cuerpo se torne oscura, bien sea por los estragos de las rasuradoras, el alcohol de los desodorantes, el roce de la ropa, la ingesta de medicamentos o alguna condición médica.

Pero la preocupación no puede ser mayor que las sencillas soluciones que tienes en tus manos, pues con prácticos remedios caseros puedes llevar las axilas a su color original en solo unos días.

Pasta de bicarbonato con limón

Ambos productos son mágicos cuando de desaparecer las manchas se trata. Hacer esta pasta te tomará menos de un minuto:

Exprime el jugo de un limón.

Agrega una cucharada de bicarbonato.

Revuelve hasta observar que la mezcla se compacta.

Procura aplicar el preparado media hora antes del baño, para luego retirarlo con agua tibia. Hazlo durante una semana y, si observas todavía un color que no deseas, repite el proceso dos o tres veces a la semana.

Ten presente que el ácido del limón puede irritar tu piel y, en este caso, el efecto sería adverso: axilas aún más oscurecidas.

Aceite de coco

Es un ingrediente natural sumamente poderoso porque se encarga de desaparecer las células sin vida que provocan la coloración negruzca.

Humedece una gasa o algodón con el aceite.

Masajea sutilmente la zona durante unos minutos.

Espera media hora para que actúe.

Remueve con agua tibia

Utiliza este remedio dos veces al día, por una semana.

Papa

Quizás no lo sabías, pero la papa cruda funciona como una efectiva blanqueadora de la piel. Cuentas con dos opciones para usarla:

Rállala y absorbe el jugo con una gasa o algodón que frotarás en las axilas.

Córtala en ruedas y masajea directamente.

Espera media hora para quitar el líquido con agua tibia. Hazlo por 7 días o el tiempo necesario.

Te recomendamos en video