"La responsabilidad de un creador en estos momentos es contar la realidad": Dario Cárdenas

El diseñador pasa del romanticismo sibversivo al sportswear, transformando su esencia.

Dario Cárdenas fue uno de los primeros diseñadores en contar la dispar realidad de nuestro país a través de estampados y siluetas románticas. Poco a poco evolucionó en su trabajo. Primero, con una colección introspectiva hace dos años en BCapital, para pasar a la funcionalidad y el sportswear. Esto fue lo que presentó en Ibagué negocios y moda, una de las plataformas de moda más importantes del país. Publimetro habló con él sobre su proceso creativo y la labor de un diseñador en una industria tan cambiante.

¿Por qué presentaste tu colección en Ibagué, negocios y moda?

Recibí la invitación y me pareció interesante hacer un engranaje de  junto a Pat Primo. Lo vi como un reto, porque las telas que seleccioné son corporativas y quise llevarlas a otro universo. Lo asumí, siento que me desenvolvi bien en él y sobre todo, llega en una época de mi vida en la que sólo quiero disfrutar de mi trabajo. Y por supuesto, lo que sigo haciendo es fiel a lo que mis clientes quieren.

Una de las cosas que tu decías en el conversatorio en el que tu participaste en esta feria fue que eras un artista y uno mudaba de piel. ¿Cómo fue ese proceso para pasar del estampado y de ese "romanticismo subversivo" a una línea más sportswear?

Después de lo de New Balance me di cuenta de que podía explotar ese universo que conozco tanto, ya que soy deportista. Tanto lo que es cómodo, como los materiales e incluso, qué piezas del mundo deportivo pueden servir para el mundo urbano. Ese universo lo adapté y lo recreo de nuevo, ya que para New Balance presenté pocas piezas. Esta colección fue de 16 salidas. Se llama Olympia, está precisamente inspirada en el mundo del deporte por los materiales que usé, como resortes, también popelinas, para camisas casuales. Linos, dril, materiales que son totalmente para uniformes. Me salí de la zona de confort. Amo la estampación, pero como creadores debemos ir más allá. Arriesgarse, independiente de la crítica. En estos momentos estoy tan maduro, que esta no me interesa.

Hay varios artículos que analizan cómo las grandes casas vendían productos de sportswear bastante mediocres al solo ponerles su logo y complacer a un público digital. Pero en realidad hablamos de prendas bastante simples. ¿Cuál es tu postura crítica ante esto y cómo lo asumes en tu trabajo?

Esas marcas mundiales, más que tener un músculo creativo, tienen un músculo financiero y solo quieren vender. Necesitan multiplicar su dinero y por eso, muchas veces, sus procesos creativos no son honestos. Y el que cae es el consumidor que no conoce de moda. O que busca ponerse lo que está de moda, pero no busca diseño.

Ahora, para esta colección hice unas sudaderas de los años 80, tipo abuela Yetta de La niñera, con otras telas. De camperas hice vestidos largos para fiesta. Y también hice prendas versátiles y cómodas, para mujeres que quieren algo con diseño, pero que su ropa no grita "uso diseñador". Por otro lado, hay muchos perfiles del consumidor de diseño. Hay quien lo consume, pero lo quiere expresar por todos lados. Hay otros que son discretos. Para ese tipo de persona, creo que construyo las cosas.

¿Cómo vendes ahora tus piezas y qué sigue luego de Ibagué, negocios y moda?

Ahora tengo el showroom en mi hogar, pero creo que es necesario separar mi espacio personal de este espacio en particular. Ahora estoy montando mi página web, ya que tengo muchos clientes fuera del país.

¿Extrañas algo de lo que hacías antes?

Con la noticia con la que amanecímos ayer, con la vuelta a las armas, pensaba en esto, porque mi historia se divide antes y después de la guerra.  Cuando estábamos en conflicto armado, hice muchas pasarelas sobre los desplazados indígenas, los desplazados en la ciudad. Al ver esto ayer, me afecta, porque soy artista y yo debo visibilizar estas cosas y transmitirlas . Y es muy difícil. Porque antes de volverme un gran creador o vender vestidos, mi deber es ser responsable y ser humano.

¿Con la industria como esta ahora, con la situación actual, cuál debe ser la labor del creador?

Con todo esto y lo difícil que es ser independiente, el panorama es muy oscuro. Con la noticia de ayer, al país lo que le espera es que muchas empresas extranjeras que creyeron políticamente en el país, se vayan. Por eso como creadores, nuestro deber es visualizar la realidad.