4 ejercicios faciales para rejuvenecer el rostro naturalmente y eliminar las arrugas

Lucirás más radiante que nunca.

Existen algunos ejercicios que ayudan a fortalecer los 57 músculos del rostro y el cuello, ayudándote a lucir mucho más joven y retrasando el envejecimiento, así lo ha asegurado un estudio de la Northwestern University (EE UU).

Por eso, aquí te recomendamos algunos ejercicios con los que podrás lucir hasta 5 años más joven y a los que solo debes dedicarle 10 minutos de tu tiempo.

Para una piel brillante

Aprieta las mejillas y toda el área de la cara con el pulgar y el dedo índice muy suave, durante 30 segundos. Este ejercicio te ayudará a aumentar la circulación.

Para el cuello

Te ayudará a ejercitar el músculo en la parte frontal del cuello, permitiendo reducir las líneas y arrugas. Además, reduce la flacidez en la piel y levanta y tonifica la mandíbula.

Mira hacia adelante, coloca las puntas de los dedos en la parte superior del cuello y deslízalos hacia abajo, mientras inclinas la cabeza hacia atrás.

Luego, vuelve a la posición inicial y repítelo dos veces. Finalmente con la vista hacia adelante, saca el labio inferior hacia afuera como puedas, mientras colocas los dedos sobre la clavícula.

Mantén esta postura durante 4 respiraciones profundas.

Para la papada

Ponte en posición como si sujetaras la cabeza con la mano y empuja la barbilla hacia abajo, sobre los dedos que la sostienen, y apoya el codo sobre la otra mano.Mantén esta postura durante tres respiraciones profundas.

Luego, con los dedos de ambas manos toca delicadamente la parte inferior de la barbilla y alterna con cada mano, durante 15 segundos.

Para las arrugas en las mejillas

Oculta los dientes con los labios y pon la boca en posición para decir la letra O. Luego sonríe lo más amplio que puedas, mientras mantienes los dientes ocultos.

Si sientes que los ojos se arrugan, estíralos con las manos, y repite esto 6 veces.

Luego, manteniendo la sonrisa, pon el dedo índice en la barbilla, mueve la mandíbula hacia arriba y abajo, mientras inclinas lentamente la cabeza hacia atrás. Relájate y repítelo 2 veces más.

Te recomendamos en video