6 consejos para secar tu cabello y dejarlo como recién salido de la peluquería

¿Te gustaría lograr que tu cabello quede como cuando sales de la peluquería? Normalmente cuando lo hacemos en casa los resultados no son tan espectaculares. Pero, acá te entregamos los mejores consejos y trucos para utilizar tu secador

Cuidar el cabello es una de las grandes preocupaciones femeninas y un hábito que cada vez más hombres incorporan a sus rutinas de belleza y autocuidado. ¿Creías que el verano es la peor época para el pelo? Lamentablemente, en invierno este se ve expuesto a los cambios climatológicos, provocando su debilitamiento, resequedad, pérdida de fuerza y brillo.

Muchas veces envidiamos los aparatos de las peluquerías, pero hoy podemos acceder a ellos gastando poco. La gerenta de Siegen, Marcela Hertz, nos entrega algunos consejos para utilizar tu secador como un profesional y así lograr que nuestro cabello luzca como recién salido de la peluquería.

¿Cuáles son?

  1. Quitar el exceso de agua
    Es importante que antes de comenzar con el secador, uses una toalla para que absorba el exceso de agua. Esto te ahorrará tiempo y expones menos tiempo el cabello al calor.
  2. Utilizar protector térmico
    Estos productos actúan como un escudo protector impidiendo que el exceso de temperatura penetre en las fibras capilares. Además, lo mantiene bien hidratado.
  3. Mantener las distancias
    No secar el pelo tan cerca del cuero cabelludo. Se recomienda usarlo a 20 cm para evitar sobrecalentar la zona capilar.
  4. Más potencia, no más calor
    Si estás apurada y necesitas estar lista lo antes posible, sube la potencia del aire, las altas temperaturas no son buenas para nuestro cabello. Sabrás que la temperatura es la adecuada si el aire en la palma de la mano lo notas a una temperatura agradable. Además, siempre usar una boquilla concentradora, porque ayuda a dirigir de mejor manera la intensidad del aire al mechón de pelo que se quiere secar. No olvidar: siempre de raíz a la punta.
  5. Dar un respiro
    Sabemos que secar el pelo toma harto tiempo, por eso hacer intervalos con aire frío ayudan a darle elasticidad al cabello. Al igual que mantener el secador en movimiento ayuda a no exponer un mechón tanto calor, ideal separar el pelo con pinzas e ir secando por partes.
  6. Sellar con aceites
    Al final del secado es bueno utilizar aceites que tengan dos propiedades esenciales; por un lado que combatan el frizz, y por otro que sellen las puntas. Esto potenciará aún más el secado profesional.