Aplica estos 5 tips y logra que el cabello no se te ponga grasoso tan rápido

Las causas del cabello graso tienen que ver con la producción excesiva de grasa capilar.

Muchas personas sufren de cabello graso, ya sea por factores hormonales, el tipo de cabello u otros factores internos y externos que lo causan. Este tipo de cabellos generalmente mortifican, pues da una impresión de un aspecto descuidado, cuando simplemente se trata de un proceso capilar muy común.

Existen numerosas razones por las que se puede tener un cabello graso, entre ellas herencia, malos hábitos alimenticios, la toma de algunos medicamentos o un cuidado capilar inadecuado. La producción de grasa capilar también puede variar en función de la estación del año, los cambios climáticos, las fluctuaciones de hormonas o debido a largos periodos de estrés.

Hay personas que, a pesar de lavarlo con frecuencia, siguen teniendo el cabello graso. Esto se debe a que las glándulas del cuero cabelludo realizan una producción excesiva de sebo.

Ante esta situación te presentamos 5 tips para que los pongas en práctica y no luzcas un cabello tan grasoso.

Utiliza champú translúcido y evita los productos capilares demasiado cremosos y en caso de usar estos últimos hazlo de la mitad del cabello a las puntas.

Shampoo

Therapy – Shampoo
Cabello Graso
$246.00

liniogris-7cdc50ee0275985033d4431f744a49f7.jpg

Elimina el exceso de grasa capilar de tu cabello y cuero cabelludo con una mascarilla de arcilla, disponible en farmacias. La arcilla absorbe la grasa y es ideal para luchar contra el pelo graso.

Es mejor lávate el cabello por la mañana, las glándulas sebáceas están particularmente activas por la noche.

Utiliza únicamente agua fría, el agua caliente estimula la producción de grasa capilar.

Pulveriza un poco de champú seco anti-grasa cuando notes que tus raíces estén grasas. Te aportará un día extra de frescor.

Evita el pelo graso

El pelo graso hace que el cuero cabelludo se irrite y esté sensible. Para no irritarlo más, evita mantenerte bajo estrés y un uso excesivo del secador, así como las trenzas o los moños demasiado tensos.

Evita los cepillos, pues repartirás la grasa por todo el cabello, mejor utiliza un peine.

Evita el acondicionador. El cabello graso no necesita tantos cuidados como el cabello seco.

Reaviva el brillo de tu cabello con acondicionador casero de aguacate y cambur

Existen muchas opciones en el mercado y empleando ingredientes de uso común en el hogar.

Te recomendamos en video: