Johanna Ortiz: más allá del tropicalismo universal

La empresaria y diseñadora caleña, cuya exitosa trayectoria da cuenta de la evolución de su marca y la consolidación de su modelo de negocio,fue la encargada de darle apertura a la versión número 30 de la feria Colombiamoda.

Un Caribe global, contemporáneo. Elegancia a través del movimiento y del bolero, ese patrón que ella no se inventó, pero que universalizó hasta llegar a las páginas de Net a Porter con Sarah Jessica Parker, con Lily Collins y otras celebridades que se han rendido ( así como las más importantes revistas de moda a nivel mundial) a esa feminidad que no es exótica, sino que trae una latinidad sofisticada y una sensualidad que favorece a cualquier cuerpo con esa explosión de tropicalidad reinventada.

Johanna Ortiz es la diseñadora más importante de Colombia en el exterior: desde 2015 su blusa Tulum dio otro aire a esa mujer que quería mostrar la piel de maneras más ensoñadoras. Y al consagrarse en Moda Operandi y Net A Porter ( los e commerce de lujo más importantes del mundo) abrió campo a esos otros diseñadores colombianos que vieron en el origen un punto de diferenciación en la moda global.

Ahora, tras diecisiete años como empresaria y diseñadora, Johanna confiesa que han sido muchos los cambios y los aprendizajes; pasó de un sencillo modelo de producción para el día a día, a una planeación formal pensada para la exportación.

Ella , de esta manera, ha  entendido la dinámica de un negocio tan competitivo como la moda y los desafíos que esto plantea para los creativos colombianos como el valor de una propuesta sólida en diseño, que genere novedad, capaz de encontrar referentes inspiracionales en la riqueza natural o cultural de Colombia.

Para esta edición de Colombiamoda, la pasarela encerró un emotivo mensaje alrededor del talento latente de la moda nacional, la generación de empleo en el sector textil, el apoyo a mujeres cabeza de familia y la capacidad de emprendimiento e internacionalización.

Justamente, su colección Crucero 2020 llamada Caprice, encerró una historia que plasmó el espíritu de una mujer espontánea, un poco aventurera y arriesgada, a través de 65 looks que describieron la identidad alegre, sofisticada y tropical de la firma.

Los diseños deleitaron con el volumen y movimiento que identifica a la diseñadora; sus tradicionales volantes y en esta oportunidad, las mangas amplias, fueron los protagonistas.

1. ¿Qué significa para usted ubicarse en el mapa mundial de la moda?

Es un orgullo saber que la moda colombiana está ocupando un lugar importante. Haber podido ser pionera me llena de orgullo, pues cada vez veo más talento colombiano en el escenario mundial de la moda.

Junto con mi equipo, nos satisface llevar un poco de Colombia al mundo “Made in Colombia with Love”.

2. ¿Cómo ve el panorama mundial de la moda colombiana?

Hace cinco años la moda colombiana no era tan conocida a nivel mundial. Desviar la atención de editores, estilistas y clientes a una marca emergente colombiana en el segmento, no era una tarea fácil. Pero gracias a perseverancia y disciplina, eso no sucede con ningún otro país de Latinoamérica.

3. ¿Qué desafíos surgen con el crecimiento de la marca?

Para nadie es un secreto que crear empresa no es tarea fácil y estar ubicados fabricando en Colombia requiere mucha logística. Ha sido un aprendizaje…por ejemplo, las importación de las telas y materia prima además de ser costosa es muy lenta y requiere de un exagerado esfuerzo logístico y económico.

4. ¿Por qué sus diseños tienen ese aire flamenco propio del Sur de España?

Jajaja es más una mujer Festiva, elegante con swing latino…. y obvio con visón mundial. Los vestidos con vuelos, los boleros, los hombros al descubierto son elementos que esa mujer gusta llevar, con sofisticación y sensualidad.

5. ¿A qué le suena el top Tulum?

El Tulum top podría decir que es un básico con “twist”, fue inspirado en las telas de camisa de hombre, deja ver los hombros, la parte más femenina y sexy para mi de las mujeres… y la verdad es un nombre de una referencia que siempre estará muy cercana a mi corazón.

6. ¿Por qué la inspiran tanto las mujeres viajeras?

Diana Vreeland decía que ‘el ojo tiene que viajar’. El ojo es una extensión de la vida y qué mejor vivirla con viajes de descubrimiento. Ver, entender y respetar culturas me hace conectarme con mi lado creativo.

7. ¿En qué está inspirada la colección que presentó hoy?

Fueron muchas cosas… los borracheros, esta flor que es seductiva y peligros, la obra de Ellesworth Kelly, nuestras ollas de barro de la chamba y un joie de vivre a lo South American.

8. ¿Quién es la mujer que viste Johanna Ortiz?

La mujer Johanna Ortiz es femenina, festiva, elegante y sin esfuerzo. Le gusta disfrutar la vida… creo que eso es su mejor descripción.