Cómo eliminar la caspa con aspirina y lograr un cabello saludable

Tu cabello lucirá con más vida.

Uno de los remedios más efectivos para eliminar la caspa es con aspirina, salva y tomillo.

Y es que las aspirinas poseen acetilo salicílico, que ayuda a restaurar el pH de la piel, y regula la descamación de la misma, evitando que los folículos se tapen con el sebo.

Por otro lado, la salvia y el tomillo tienen propiedades antisépticas y antifúngicas, que ayudarán a decirle adiós a la caspa de una vez por todas.

Ingredientes

Tomillo

Salvia

2 tazas de agua

2 aspirinas

Modo de preparación

Lo primero que debes hacer es pulverizar las aspirinas con la ayuda de una cuchara. En un recipiente hierve 4 cucharadas de salvia y tomillo con las dos tazas de agua durante 15 minutos y deja que se ponga tibia.

Luego, cuela el agua en un bowl, agrega las aspirinas pulverizadas y mezcla.

Cómo aplicarla

Agrega la mezcla en tus manos y humedece tu cuero cabelludo. Luego masajea durante 10 minutos, y repítelo hasta que hasta que toda tu cabeza tenga la mezcla.

Espera que seque y repite una vez más. Evita lavar tu cabello durante las 3 horas siguientes, para que dejes que la mezcla actúe.

Luego, lava tu cabello como de costumbre, y usa un shampoo de bebé para evitar irritar de nuevo tu cuero cabelludo.

La caspa se produce por el hongo malassezia, que se encuentra en la cabeza toda la vida (aunque no tengas caspa) y se alimenta de la grasa que producen los folículos de tu cuero cabelludo.

Este hongo empieza a reproducirse rápidamente por razones que se desconocen, lo que irrita la piel y provoca que empiece a regenerarse más rápido.

Así las capas de células muertas, mezcladas con el aceite natural del cuero cabelludo, forman estas escamas que se ven en la cabeza, la caspa.

Te recomendamos en video