Dígale adiós a la corbata: el business casual sigue reinventándose

En entrevista con la diseñadora experta en vestir hombres, nos contó cómo se ha cmabiado este código de vestuario.

Business casual es uno de esos términos que se han utilizado durante décadas, pero sigue siendo difícil de entender. Para algunos es un tipo de código de vestimenta para el trabajo o para vestir un poco más casual que la ropa de trabajo tradicional. Muchas empresas adoptan este código para que los empleados se sientan más cómodos y tengan más libertad al elegir su atuendo.

Hoy en día un nuevo concepto busca reinventar la idea de uniformes, para reflejar los atributos de las compañías a través de la imagen de las personas que hacen parte de la organización, y que desean flexibilidad, respeto a su identidad, modernidad, sentir confianza y comodidad de manera innovadora.

Por ejemplo, que en una entidad financiera exista una colección de moda que ofrezca la posibilidad de elegir, según su estilo, tenis, jeans y accesorios de prestigiosas diseñadoras como parte de su vestuario laboral, es algo poco usual, pero que podría reinventar el significado de un uniforme empresarial.

Aunque este código de vestuario es casual, tampoco significa que todo lo que se ponga vaya con este estilo. Hablamos con Lina Cantillo una de las creadoras de Rojo tú una colección para una compañía que busca cambiar la forma de vestir de sus empleados.

¿Cómo reinventar el business casual?

El business casual inicia cuando jóvenes universitarios empiezan a cambiar su estilo  de hotties (guapos) de Baja California, a personas con estilo más ejecutivo. Usualmente este famoso código de vestuario lo relacionan con lo que se usa un viernes, pero es ideal para quienes trabajan en una empresa de publicidad o son creativos, imagínate esas personas de saco y corbata, yo no me las imagino, por eso busco reinventarlo, que pueda ser perfecto para un lunes, un miércoles, el sábado y hasta un fin de semana.

¿Hizo una colección para los empleados de un banco?

Sí, con Davivienda y otra diseñadora se hizo posible esta idea que está pasando de prendas fijas a ofrecer versatilidad; de desarrollar un estilo homogéneo, a ofrecer moda para jóvenes vanguardistas y para gustos clásicos; de esperar que lleguen los uniformes a impulsar una tienda virtual para que cada empleado seleccione sus prendas.

Además, también se ofrecen charlas virtuales con expertas que dan consejos e inspiración en moda y presentación personal, que a la final son herramientas que los colaboradores tienen a la mano al momento de armar sus looks para la oficina.

¿Cómo fue el reto de cambiar la mentalidad?

Bueno, ha sido un momento especifico y muy especial en el que hice la asesoría, curaduría, y el cambio de una uniformidad a piezas combinables entre sí. Una colección que provee a todos sus hombres, en mi caso, y donde ellos pueden seleccionar las piezas que les gusten.

Es un proceso muy especial en este momento, porque eso es lo que está pasando en las tendencias de la moda global, es algo muy personalizado, muy de uno, algo que te atiende como individuo, que te ayuda en este tema que pasa en el mundo y eso es encontrarse a sí mismo.

Me ha parecido fabuloso, ha sido una gran experiencia, nunca había hecho este tipo de curaduría.

¿Con qué colores pudo jugar en la colección?

Empezamos a probar con el camel quemado, un tono difícil de manejar porque la gente cree que el cremoso o el camel son colores para la costa atlántica y climas cálidos, pero no, es posible llevarlos en ciudad de clima frío también.

Con el equipo, no jugamos tanto con la paleta de colores, sino con las texturas porque sabes que en este universo masculino la gran mayoría es de texturas. Tenemos panas, diagonales, paños livianos, mezclas y oxford (tejido) en la camisería, algodones, cortes distintos, estamos entablando un poco la silueta.

Yo siento que ha sido muy interesante, ya el viernes no es solamente el día exclusivo para lucir casual, sino cualquier día de la semana, para reuniones, entre otros.

¿Cómo fue el tema de dejar la corbata?

Hay dos tipos de corbata, está la corbata clásica que es de seda, y que tiene dos o tres nudos distintos. Pero también está la de lana, una corbata más casual, juvenil, diferente, texturizada, en tejido de punto azul y en lana gris. Ahí vamos haciendo estos pequeños cambios, que son muy pequeños para mí como curadora, pero inmensos para quienes los van a usar. De a poco nos vamos informado de qué es la moda. La moda es un acto que compartimos todos los días, no importa la cultura, la raza o el color de la piel, eso es moda.

Un tip para los hombres que quieren ser fashion, pero elegantes.

Siluetear la figura de sus trajes, no usar los oversize así como así.

Deben aprender que un traje tiene que estar bien hecho, si van a hacer algo puntual y generar un lenguaje en toda la vestimenta, lo que deben resaltar es el hecho de delinear la silueta. Además, saber exactamente el largo, si es el largo inglés, al tobillo, o abajo del tobillo.

¿Qué no puede faltar en el clóset de un hombre?

Una muy buena camisa blanca con un gran cuello.

 

EL CONSEJO PARA MUJERES

Nosotras hemos avanzado tanto y de una manera tan especial que un accesorio es lo que cambia el momento, si es business casual o más elegante.