Tres remedios caseros para blanquear las uñas y usando limón

Los componentes químicos de los esmaltes pueden hacer que las uñas vayan adquiriendo un tono amarillento.

Unas uñas bien cuidadas y arregladas son esenciales para reflejar una buena imagen personal de cualquier mujer. Pero, los componentes químicos que contienen los esmaltes pueden hacer que vayan adquiriendo un tono amarillento.

Te mostramos tres sencillos trucos caseros usando el limón para restablecer y recuperar el color original de nuestras uñas y lucir manos radiantes:

1.- Remedio blanqueador:

El limón es un ingrediente natural con potentes propiedades blanqueadoras.

¿Cómo usarlo?

– Coloca en un recipiente una taza de zumo de limón y una taza de agua.

– Sumerge las uñas en la mezcla entre cinco y diez minutos.

– Finalmente, enjuaga las manos o los pies con agua tibia.

– Otro método más sencillo es cortar una rodaja de limón y frotar suavemente las uñas de manos y pies.

– Seguidamente, dejar que el limón actúe sobre las uñas unos tres minutos aproximadamente y finalmente enjuagar con agua tibia.

2.- Remedio revitalizante con leche:

– Coloca en un recipiente una pequeña cantidad de zumo de limón y leche.

– Mézclalos bien y sumerge tus uñas durante cinco minutos.

– Deja secar y enjuaga con agua tibia.

3.- Bicarbonato de sodio

En un recipiente mezcla partes iguales de bicarbonato de sodio, agua y unas gotas de limón.

– Sumerge un algodón en la mezcla y frótalo sobre las uñas.

– Déjala actuar durante 20 minutos y finaliza enjuagando las uñas con agua tibia.

– El bicarbonato de sodio resulta un tanto agresivo para las uñas, por lo que posteriormente puedes aplicar con la ayuda de un algodón un poco de aceite de oliva para hidratarlas y mantenerlas sanas.

Te recomendamos en video: