Retrasa el envejecimiento con esta mascarilla japonesa a base de leche y avena

Es la mejor mascarilla para decirle adiós a las arrugas

Una de las partes del cuerpo que más cuidamos las mujeres es el rostro, pues siempre queremos lucirlo hidratado, suave y sin arrugas.

Y una de las mascarillas más efectivas para lograrlo son las japonesas, especialmente esta que está realizada con leche y avena.

La avena tiene sustancias que ayudan a mantener la piel hidratada y libre de expresión, y la leche es el mejor remedio para las arrugas, pues hidrata, exfolia, limpia y estimula la producción de colágeno de manera natural.

Veneno de abeja, el secreto de Kate Middleton para rejuvenecer la piel

Es lo mejor que existe para tener una piel lozana y sin arrugas.

La mezcla entre estos dos ingredientes naturales es la mascarilla perfecta para lucir un rostro de porcelana y sirve para cualquier tipo de piel.

Cómo preparar la mascarilla japonesa:

Ingredientes

2 cucharadas de avena en polvo (20 g).

½ taza de leche entera (100 mL).

Modo de preparación:

Lo primero que debes hacer es colocar a hervir la leche, cuando alcance su punto de ebullición agrega la avena y luego remueve, y déjala reposar hasta que esté a temperatura ambiente.

Cómo aplicarla

Lava tu rostro y cuello con jabón neutro, y luego que las zonas estén limpias y secas coloca la mascarilla en el rostro, cuello y escote.

De inmediato realiza masajes circulares para facilitar la exfoliación y déjala actuar por 20 minutos.

Por último retírala con agua tibia y para ver los resultados en muy poco tiempo la puedes aplicar una o dos veces por semana.

Te recomendamos en video