Cómo preparar aceite de rosas casero para prevenir las arrugas

Luce una piel libre de arrugas.

Como parte natural del envejecimiento la piel se vuelve más delgada y menos elástica, lo que propicia la aparición de arrugas. Sin embargo, hay factores y malos hábitos que potencian su aparición prematura como la exposición al sol que reseca la piel y la hace más gruesa.

Del mismo modo, una mala alimentación puede hacer que aparezcan las arrugas por falta de vitaminas o minerales.

La formación de arrugas también aparece por el hábito de fumar ya que el oxigeno desaparece, haciendo que disminuya la circulación de la sangre en la piel de la cara.

Ahora bien, si quieres ganarle la batalla al paso del tiempo es importante que cuides tu piel.

La hidratación es el primer paso. Esto te permite mantener la elasticidad de la piel. Debes usar crema de día y de noche, aplicar mascarillas nutritivas para las arrugas y usar aceites, como el aceite de rosas.

La rosa es una gran aliada para tu piel gracias a su poder regenerante, astringente, cicatrizante, tonificante, antiséptico y calmante.

Mira cómo hacer el aceite de rosas en casa:

Ingredientes:

500 ml de aceite de oliva o almendras

50 gr de rosas

Preparación

Primero debes macerar en frío 40 días.

Luego macerar en caliente a 5 horas en el horno a 50ºC. Dejar macerar un día entero.

El siguiente paso es colar y guardar en un recipiente oscuro.

Otra opción al aceite es crear un ungüento de rosas mezclando 3 gramos de cera de abeja y 6 mililitros de aceite de rosas, pudiendo añadir otros aceites esenciales de aromaterapia de forma opcional.

Te recomendamos en video: