Aceite de limón y aceite de rosas para iluminar la piel del rostro

Primero, debes saber que para iluminar la piel del rostro es necesario remover todas las impurezas que se acumulan día a día en su superficie.

Hay muchos factores que pueden afectar a la luminosidad de la piel: la constante exposición al sol, la contaminación, el estrés y la falta de descanso. Por fortuna, hay muchos tratamientos que pueden ayudar a iluminar la piel del rostro para que luzca vital y libre de imperfecciones.

Lo mejor de todo es que hay opciones de bajo costo que se pueden preparar a partir de ingredientes de origen natural y de fácil acceso. ¿Te animas a probarlos?

Primero, debes saber que para iluminar la piel del rostro es necesario remover todas las impurezas que se acumulan día a día en su superficie.

Los remedios naturales que proponemos a continuación cumplen varias funciones: remueven el exceso de grasa de los poros, eliminando puntos negros y actúan como exfoliantes, retirando las células muertas.

Aceite de limón y aceite de rosas

Una loción elaborada con aceite esencial de limón y aceite de rosas puede ayudar a iluminar la piel del rostro mientras la tonifica. Estos ingredientes estimulan la producción de colágeno, lo cual es clave para evitar signos prematuros de la edad.

Ingredientes:

– 6 gotas de aceite esencial de limón

– 20 gotas de aceite esencial de rosas

Preparación y uso:

– Combina los aceites esenciales en un recipiente.

– Frota el tratamiento sobre la piel limpia, preferiblemente antes de acostarte. Úsalo por lo menos 3 veces a la semana.

Avena y lavanda para iluminar la piel del rostro

La avena tiene propiedades hidratantes y exfoliantes que contribuyen a revitalizar la piel. Combinado con un poco de aceite esencial de lavanda obtenemos un tratamiento muy completo para iluminar el rostro y reducir imperfecciones como los puntos negros y el exceso de grasa.

Ingredientes:

– 1 cucharada de harina de avena (20 g)

– 4 gotas de aceite esencial de lavanda

– 3 cucharadas de leche (45 ml)

Preparación:

– Para empezar, vierte la harina de avena en un recipiente.

– En seguida, mézclala con el aceite esencial de lavanda y las cucharadas de leche, asegurándote de obtener una pasta espesa.

– En pequeños gránulos, este cereal producirá un efecto exfoliante e iluminador sobre el rostro. Limpia la superficie de tu rostro y aplícale el tratamiento. Deja que actúe 20 minutos y enjuaga. Repite su uso 2 veces a la semana.

Yogur y aceite de almendras

El yogur natural es uno de los mejores ingredientes naturales para tratar los problemas de la piel. Gracias a su contenido de ácido láctico, regula el pH cutáneo y minimiza la presencia de acné y puntos negros. Proponemos combinarlo con aceite de almendras para disfrutar un tratamiento que le aporta brillo al cutis.

Ingredientes:

– 2 cucharadas de yogur natural (40 g)

– 1/2 cucharadita de aceite de almendras dulces (5 ml)

– 2 gotas de aceite esencial de sándalo

Preparación y uso:

– Primero, añade el yogur natural en un recipiente y mézclalo con el aceite de almendras.

– Luego, agrégale un par de gotas de aceite esencial de sándalo.

– Retira todo residuo de maquillaje de tu piel y frótale el tratamiento. Déjalo actuar entre 15 y 20 minutos y enjuaga con agua templada. Repite su aplicación 2 o 3 veces a la semana.

Te recomendamos en video: