Rostro iluminado: Cómo lograr el efecto GLOSSY

Una piel fresca, lisa y que refleje luz. Conoce cómo reparar el daño y las mejores vitaminas para lucir un aspecto sano y radiante.

Un rostro de aspecto luminoso, que reflecte luz, e incluso con un efecto húmedo, es lo que todas queremos lograr, y las vitaminas son excelentes aliadas para ayudarnos en esta tarea.

Estos microelementos, que adquirimos a través de la alimentación, actúan como antioxidantes potentes en la piel, permitiendo la reparación del daño celular que se produce diariamente. Podemos obtener sus beneficios mediante una dieta balanceada, usando cremas o sérums que las contengan y también a través de tratamientos no invasivos.

Vitaminas

Set 3 Vitaminas
Hialurónico, C, Colágeno
$300.00

INYECCIÓN INTRADÉRMICA

Uno de ellos es la mesoterapia facial, una técnica estética que consiste en aplicar pequeñas inyecciones de vitaminas en el rostro para entregarle todas las propiedades que éstas tienen de manera directa y eficaz. La vitamina C, la vitamina E y el resveratrol son las mejores sustancias para lograr el efecto que estamos buscando, y se pueden aplicar de manera intradérmica.

La dermatóloga Catalina Andrighetti, de Clínica Opia (@clinicaopia), explica que esta forma de administración permite dejar un depósito que funciona por un tiempo más prolongado. “En el procedimiento de la inyección intradérmica, la lesión que genera cada punción estimula la reparación de la piel, lo que también tiene un efecto favorable en la luminosidad y homogeneidad, y a esto se le suma el producto”, agrega.

Los componentes de las inyecciones intradérmicas tienen ácido hialurónico, que es un potente hidratante y funciona como soporte de las fibras colágenas y elásticas de la dermis. Además, contienen antioxidantes con vitamina C como su principal ingrediente activo, pero también incluyen oligoelementos, coenzimas, otras vitaminas, aminoácidos y  sales minerales.

La especialista explica que a partir de los 25 años la piel deja de ser joven y comienza el proceso natural de envejecimiento, por lo mismo, desde esa edad se podría recomendar la mesoterapia, que siempre debe ir acompañada de cuidados básicos, como el uso de fotoprotector solar y una dieta rica en frutas y verduras.

Tito Blanco, médico cirujano y dueño de la Clínica Estética Tito Blanco, destaca también la importancia de la vitamina A (o retinol), que al penetrar se convierte en su forma activa, llamado ácido retinoico. Ayuda a la regeneración celular y a la producción de colágeno y elastina de las fibras de la piel. “Las vitaminas son necesarias a toda edad, especialmente desde los 25 años, porque empezamos a tener pérdida de colágeno y las capacidades regenerativas disminuyen”, explica.

NUTRICOSMÉTICA

Otra forma de mejorar nuestra apariencia se relaciona con la nutricosmética, suplementos nutricionales que, en corto tiempo, mejoran nuestra piel, cabello y uñas.

Dentro de los beneficios de los suplementos, encontramos que preparan la piel potenciando sus defensas naturales, combaten los efectos de los temidos radicales libres gracias a su altísima concentración en antioxidantes, mantienen los niveles óptimos de hidratación para prevenir la sequedad. ¿Son necesarios? Si no disfrutas de una alimentación rica en nutrientes, sí.

Todo el año, pero más durante el invierno, consume alimentos que contengan vitamina C, E, D, y antioxidantes, como el cacao o los arándanos.

¡TE HACEN FALTA VITAMINAS!

Vitamina C

Antioxidante, aumenta la síntesis y producción de colágeno, estimula la elasticidad, retrasa la aparición de arrugas, antiinflamatoria, mejora la textura de la piel, regeneradora, hidratante, iluminadora.

Vitamina E

Protege contra los rayos UVB y la contaminación, atenúa las manchas, es antioxidante, regenera, reduce arrugas, limpia, previene enfermedades.

Vitamina A

Favorece la renovación de tejidos, reduce los poros, disminuye el exceso de grasa, refuerza las defensas naturales, favorece la cicatrización, da firmeza, estimula la producción de colágeno.