Bótox, el tratamiento perfecto para devolverle el brillo natural al cabello

El Bótox Es una alternativa a la keratina.

Aunque el bótox es una palabra asociada a la cirugía plástica para reducir las arrugas, resulta que también se utiliza en el cabello convirtiéndose en una alternativa a la keratina para cuidar nuestro cabello.

El tratamiento

El bótox para el cabello es un tratamiento que consigue devolverle a nuestro pelo su brillo natural. Se trata de una mezcla de vitaminas (D, B6 y pantenol), proteínas y aminoácidos. Su aplicación ayuda a hidratar, suavizar y nutrir el pelo dañado por la coloración, el cloro o el calor.

Qué hace el bótox en el cabello

El bótox hace una especie de relleno que devuelve la masa capilar al pelo. Aunque no alisa, devuelve la suavidad al cabello y a la par le da cuerpo, logrando verse mucho más sano, sedoso y brillante.

Estos son los colores de mechas y tonos de tinte que rejuvenecen

Resta años a tu apariencia usando correctamente los colores de mechas y tintes.

Quiénes deben aplicárselo

Les va muy bien a personas con el pelo muy estropeado y debilitado, que necesitan una recuperación de la estructura, pero que no quieren perder su volumen.

Está recomendado para todo tipo de cabellos, sobre todo para los tratados químicamente y los que tienen las puntas abiertas y es completamente personalizable (se puede aplicar de medios a puntas, sólo en las puntas…)

Reduce el encrespamiento en los cabellos rizados, aporta volumen y fuerza en los débiles y facilita el peinado en el pelo liso. Es decir, que rejuvenece la melena como lo hace a la piel.

Cómo se aplica

Primero se debe lavar el cabello con un champú alcalino, que abre la cutícula y elimina todos los residuos.

Luego se seca un poco el pelo y se procede a aplicar el producto a través de un masaje. Luego, viene el aclarado, que se hace con agua fría para cerrar el poro.

Luego del secado, el tratamiento se sella con la plancha, pues el calor procura una mayor penetración del producto en la fibra capilar.

El producto final

Los resultados son visibles al momento y tienen una duración de dos a tres meses aproximadamente.

No requiere cuidados especiales, por lo que podrás seguir usando tu champú habitual.

 

Te recomendamos en video: