Trucos caseros para rejuvenecer el rostro

A pesar de que los efectos del paso del tiempo son inevitables, sí es posible retrasarlos o minimizarlos mediante algunos hábitos sencillos.

A todas las mujeres les gusta sentir la piel bien cuidada y exfoliada, además el objetivo de lucir bella y radiante no significa el gasto obligatorio de dinero. Si nota que su cutis luce sin vida, opaco y que además las líneas de expresión son cada vez más visibles, es probable que su piel necesite de algunos cuidados diarios o nutrientes que le ayuden a hidratarse en profundidad.

Existen remedios caseros con los que puede obtener resultados impresionantes. Esto, porque aunque lave su rostro diariamente y use todas las cremas indicadas para su tipo de piel, es necesaria una limpieza facial profunda para que el rostro pueda respirar.

Sabemos que diariamente debemos limpiarlo, tonificarlo e hidratarlo; sin embargo, una la limpieza, más profunda que la del día a día, es imprescindible, especialmente si vivimos en la ciudad, rodeadas de agentes contaminantes que afectan y deterioran la piel de manera permanente.

La cosmetóloga Sofía Loor explica que no solo es un tema que debe practicarse por estética, sino también por salud, "la limpieza facial es un procedimiento mínimamente invasivo que se debe realizar una vez al mes, no solo para mujeres, sino también para hombres". También agrega que "es idóneo hacerse una limpieza facial, ya que no solo elimina puntos negros, barros, espinillas, sino que ayuda también a que la piel respire y se sienta menos congestionada; el proceso que se utiliza normalmente es muy sencillo pero a la vez importante".

Acá le presentamos trucos sencillos para hacer mascarillas caseras:

Aceite de coco

El aroma que desprende el aceite de coco es único. Por esta razón, y por sus muchos beneficios, está presente en varios de los cosméticos naturales del mercado.

Este producto, junto al bicarbonato de sodio son dos ingredientes naturales que están al alcance de su bolsillo. Con este truco aprenderá a exfoliarse, tratar las espinillas y hasta las cicatrices. También ayuda a la desaparición de esas molestosas manchas que se imponen a lo largo de los años.

1. Mezcle el aceite de coco y el bicarbonato en partes iguales. Revuelva hasta tener una pasta espesa.

2. Lave bien su cara con agua tibia y aplique la mascarilla con masajes circulares.

3. Déjela por 15 minutos y enjuague su rostro con abundante agua.

Aceite de almendras

En la lista de ingredientes hogareños para poder tratar los rastros de vejez, este ingrediente mantiene un lugar privilegiado. El aceite de almendras tiene un alto contenido de Vitamina E, el cual le ofrece al rostro una notable humectación. También ayuda en la prevención de la aparición de estrías, aplicado directamente sobre la piel con un masaje suave, mejora su elasticidad, lo que resulta útil durante el embarazo para prevenir las estrías.

1. Mezcle media taza de aceite de almendras con cinco fresas trituradas y media taza de azúcar.

2.Aplique en todo el cuerpo, seco, exfoliando bien sobre todo las azonas ásperas.

3.Luego retire con un baño de agua tibia.

Nota: No frotes el rostro, simplemente deje caer el tratamiento. Para finalizar y perfeccionar el resultado, utiliza una crema humectante de su preferencia.

Yogurt

El yogur es un alimento que aporta un elevado contenido de nutrientes (fuente de proteínas y calcio), pero además es un aliado para hidratar la piel. Algunos de los beneficios de la mascarilla de yogurtes además de exfoliar, desinfectar la piel por su contenido de ácido láctico. Limpia los poros y calma cuando existe irritación.

Puede preparar una mascarilla de yogurt y miel, para darle suavidad.

1. Lavarse la cara antes de aplicar la mascarilla.

2.Use tres cucharadas de yogurt sin azúcar y tres de miel.

3. Remueva bien hasta que la mezcla quede sin grumos y suave. Aplícala en su rostro evitando el contacto con la boca y ojos.

4.Déjala actuar 20 minutos.

Aloe vera

Éste logra entrar en los poros de su rostro y evita la suciedad. Al ser el derivado de una planta cuenta con gran capacidad hidratante, calmante, cicatrizante y regenerativa, es ideal para prevenir problemas en la piel o para tratarlos, como por ejemplo reducir manchas, espinillas, granos, cicatrices y atenuar arrugas.

Combinar el aloe vera con limón es una de las mejores opciones para combatir las marcas del rostro.

1. Extraer el jugo del medio limón y retira la pulpa colándolo.

2. Agregue los dos ingredientes (aloe vera y el jugo de limón) en un recipiente limpio.

3. Mezcle bien los ingredientes hasta conseguir que quedem integrados.

4. Aplique esta mezcla en las zonas manchadas del rostro.

5. Deje actuar por un mínimo de 20 minutos y un máximo 30 minutos. Procure que no te dé el sol durante este tiempo, pues el ácido cítrico con los rayos solares se activa más y puede producirte más manchas.

6. Retira la mascarilla con abundante agua tibia hasta que no queden restos.