Así puedes eliminar las ojeras y bolsas bajo los ojos de forma natural

Devuelve la luminosidad a tu mirada después de un largo día de forma fácil y efectiva

Ningún maquillaje lucirá perfecto, si nuestra mirada luce apagada, opaca, sin vida con ojeras y bolsas debajo de los ojos.

Por eso, por muchos correctores e iluminadores que existan en el mercado, siempre tendrás que recurrir a otros aliados para disimular y eliminar poco a  poco, este anti estético problemita.

A continuación, te revelamos 3 secretos infalibles que los expertos recomiendan para despertar todo el resplandor de tu mirada.

1. Compresas de manzanilla

La camomilla o flor de manzanilla, tiene magnificas propiedades anti inflamatorias, que reducen significativamente el cansancio y la irritación ocular.

De esta manera, se reducen las bolsas de los ojos y las ojeras, de forma casi inmediata.

Necesitarás: 

3 Cucharadas de flores de manzanilla, frescas o secas

2 Tazas de agua

Algodones para desmaquillar o gasas

También puedes usar dos bolsitas de té de manzanilla.

Preparación

Coloca las dos tazas de agua a fuego máximo, hasta que hierva.

Vierte las flores de manzanilla o en su defecto, las bolsitas de té.

Retira del fuego y tapa. Deja reposar por al menos 25 minutos.

En el caso de las flores, cuela la preparación y lleva la infusión al refrigerador.

Humedece dos motas de algodón o gasa, cierra los ojos y colócalas sobre cada parpado, completamente limpio.

Recuéstate, con los pies en alto y alterna por otras motas cuando pierdan el frío.

bolsas en los ojos Aplicar compresas de té frías ayuda a desinflamar los ojos - Cortesía

2. Papa y leche:

La combinación de estos dos alimentos suaviza, nutre, empareja el tono del cutis y da luminosidad a la mirada.

Necesitarás:

Un trozo de papa, completamente pelada y limpia.

150 mililitros de leche

Preparación:

Ralla el trozo de papa y agrega poco a poco la leche.

Revuelve muy bien hasta crear una pasta homogénea.

Coloca esto en dos bolsitas de tela delgada que vas a colocar en tus párpados por media hora.

Cuando termines, enjuaga con agua tibia y aplica un poco de tu hidratante favorito.

Te recomendamos en video: