María Elena Villamil o el arte del minimalismo democrático

La diseñadora caleña lanza una colección más accesible al público masivo y así fue como transformó los elementos esenciales de su marca.

María Elena Villamil ha destacado en la moda colombiana por la complejidad que hay tras la construcción de sus piezas. La forma es un punto de partida, pero la creadora va  más allá de estilos imperantes y de construcciones comerciales que parecen ser una fórmula exitosa segura: de hecho, juega con volúmenes, texturas, con influencias del arte y la arquitectura que hacen de sus piezas elementos a los que se les puede dar múltiples lecturas. De esta manera MEV (la marca que tiene sus iniciales), se ha consolidado como una marca en la que el minimalismo la experimentación con texturas y grafías, así como los juegos con el envolvimiento del cuerpo, son lo primordial.

Estos elementos son los que la creadora ha traducido en una marca de línea más masiva y versátil, hecha para un público imbuido del espíritu joven, genderless y sofisticado que predomina en esta época. Usando elementos del Constructivismo Ruso, su nueva línea democratiza su visión del diseño a través de procesos y precios más accesibles. PUBLIMETRO habló con ella sobre el proceso de construcción de su marca y cómo logró trasladar su ADN a elementos más comerciales, dinámicos y versátiles.

¿Por qué pensar en una colección más masiva?

MEV nace de la necesidad de llegar a un mercado específico. De democratizar de alguna manera la marca, conservando sus estándares de calidad, su  ADN. De esta manera, extrajimos estos elementos que hacen parte de esta esencia, como sus cortes y volúmenes, llevándolo a una fórmula más comercial, con unos materiales que se pueden usar más en el día a día y la volvimos más  democrática en el sentido de que los precios son mucho más accesibles. De esta manera, queremos llegar a un mercado mucho más masivo.

 

Vemos que no es una línea de solo básicos, porque igual hay elementos complejos en el diseño. ¿Cómo fue el proceso para crear cada pieza y seleccionar qué iría en esta primera colección?

Es un trabajo que conserva todo este ADN de la marca, pero mucho más depurado para ser más comercial y accesible al público que le queremos llegar. Seleccionamos la piezas insignia de la marca como los jumpsuits, por ejemplo. Para este dijimos: “hagámoslo, pero menos elaborado”. Lo pusimos con la esencia de MEV, pero no tan complejo en su patronaje, para que se pueda confeccionar con más rapidez y  en un material que se pueda usar en el día a día. Digamos que ese proceso arrancó con esas piezas insignia que se quedaron con el tiempo y hace seis meses empezamos a depurarlas.

¿De qué se componen los materiales?

Para esta colección usamos tres tipos de materiales básicos: el jersey, que es un material que tiene fibra con vórtex, -y esto hace al material especial porque genera una confortabilidad  que queremos darle a esta línea-, que tiene estilo y que es versátil. De esta manera, puedes ponerte una pieza que satisface todas las necesidades de tu cotidianidad. Tenemos también el dénim, en el sentido de que las cosas que se están haciendo son supremamente sostenibles, con procesos que tienen alta tecnología de láser que prescinden de todos los químicos que antes se usaban en el proceso de desteñido y que dañaba el medio ambiente. Eso es parte importante de la marca, en la que también estamos involucrando procesos artesanales, con mano de obra colombiana. También tenemos otro material con fibra de nylon y acetato que da también movimiento y comodidad, lo que dan básicamente las piezas en la premisa por la que fueron elaboradas.

¿Por qué elegir una paleta de colores primaria?

Usamos colores básicos, porque queremos tonos que sean atemporales. Queremos que la mujer pueda seguirse poniendo el mismo pantalón el próximo año. Las telas son muy finas y dan mucha durabilidad, por nuestro tema de sostenibilidad. Los colores son grises, negro, ivory, y un tono de temporada, como el mostaza. Siempre tendremos los colores base de MEV con un color en tendencia.

MEV se distribuirá en las tiendas propias de la marca en Cali y Bogotá y en tiendas multimarca como Agua de León y St. Dom.

TE RECOMENDAMOS EN VIDEO