¡Rápido y efectivo! 5 pasos para maquillarte antes de entrar a la oficina

Con este fácil proceso podrás ahorrar tiempo en tus mañanas y quedar perfectamente maquillada.

El tiempo para llegar a la oficina en ocasiones no permite que guardes espacio para tu maquillaje. Las ocupaciones de madre, en algunos casos, el colapsado tráfico en la calle o quizás porque te quedaste dormida. En cualquier de los escenarios, siempre hay una manera de resolverlo.

En esta oportunidad, te presentamos 5 sencillos y rápidos pasos para lograr que tu maquillaje diario no se convierta en la excusa de haber entrado tarde a la oficina.

Fuera del proceso, la primera recomendación es que la noche anterior intentes dejar ya preparado y frente al espejo tu base favorita, corrector para ojeras, contour, polvo, labial, rubor, rímel e iluminador. Así ahorrarás minutos en la selección.

1. Inicia aplicando la base con una esponja húmeda y suaves toquecitos. No utilices los dedos porque podrían desequilibrar las cantidades.

2. Pasa al corrector usándolo por debajo de los ojos y también en las líneas que rodean la boca. La idea es iluminar esa zona de tu rostro.

3. Sigue con un contour rápido en las mejillas, la nariz y en la cuenca de los ojos. Así lograrás perfilar el rostro antes de hacer el 'baking' con el polvo traslúcido.

4. Finalmente y con mayor facilidad: aplica el rubor, delinea tus ojos y riza tus pestañas.

5. Termina el proceso con el labial.

Te recomendamos en video