3 ejercicios de yoga facial para retresar el envejecimiento

Tu cara está compuesta por 57 músculos, que al movilizarlos podrás recuperar su tonicidad y evitar la flacidez.

¿Sueñas con tener un cutis firme y terso sin tener que pagar tratamientos costosos? Ya lo puedes conseguir gracias al yoga facial. Consiste en una serie de sencillos ejercicios en tu rostro para mantener saludable la piel de tu rostro.

Tu cara está compuesta por 57 músculos, que al movilizarlos con una dinámica de yoga facial podrás recuperar su tonicidad y evitar la flacidez. Esto te aportará una imagen fresca, joven y reluciente.

Para acabar con el envejecimiento solo debes gesticular para activar la zona de ojos, frente, pómulos, boca y cuello. La acción debes acompañarla con una respiración tranquila y profunda.

Te mostramos unos fáciles ejercicios que te quitarán solo 10 minutos al día. ¡Aprende a ejercitar tu cara!

Masaje en los ojos

En primer lugar, pon los dedos índice en el entrecejo y empiece a golpear suavemente alrededor de los ojos. Después, repite el movimiento en la parte superior de la ceja y continúa bajo los ojos, en la parte superior de los pómulos. Por último, sigue en las esquinas interiores de los ojos y luego en la dirección opuesta. Este ejercicio ayuda a reducir las arrugas del contorno de los ojos, aumenta la circulación y relaja los músculos.

Besar el cielo o Marilyn

Este ejercicio, que consta de dos partes, es perfecto para los labios y para devolver la firmeza de la línea de la mandíbula y al cuello. Primero se debe inclinar la cabeza hacia atrás suavemente y, mientras mira hacia arriba, hacer el gesto de dar un beso. Repítelo 10 veces y después relaja la cara y respira profundamente. Tras exhalar, imagina que estás soplando una vela, empujando tus labios ligeramente. Relájate y repítelo dos veces más.

Piel brillante

Aprieta suavemente las mejillas y toda el área de la cara con el pulgar y el dedo índice, incluso en el surco nasolabial, durante 30 segundos. Este ejercicio ayudará a aumentar la circulación y estimular la producción de agentes para dar volumen. Es una técnica perfecta para que la piel brille por las mañanas.

Te recomendamos en video