Mascarillas caseras e hidratantes para recuperar el cabello dañado

Si su pelo está dañado o abierto de las puntas y no quiere ir a la peluquería para que le hagan un tratamiento, las macarillas caseran pueden ser la solución.

A veces por el uso del secador, los tintes, el mar, entre otros, suelen hacer que su pelo se queme y luzca reseco, sin vida y hasta áspero. Si es así, la mejor solución para acabar con el problema es optar por un buen corte de cabello, pues es la única forma que hará que vuelva a crecer completamente sano. Sin embargo, muchas mujeres no contemplan esta posibilidad, es aquí cuando podemos hacer uso de algunos productos caseros que nos ayuden a reparar el cabello quemado en cierta medida y a embellecerlo de forma natural.


Mascarilla


Mascarilla cabello
Argán
$269.00

adquierelo-0fb3cb263f4e0bd8f03bd108dc2c3cb8.jpg

Es más, expertos de Mayo Clinic, explican que es importante prestar atención a la caída y daño del cabello ya que éste puede afectar el cuero cabelludo o todo el cuerpo de forma permanente y en ocasiones puede conllevar a la calvicie prematura.

Por esto, consentir su cabello con una mascarilla hecha en casa es una opción para recuperar la salud y apariencia de este, ya que puede controlar los ingredientes, sólo tiene que poner en práctica estas recetas naturales y mantendrá un cabello hidratado:

  • Mascarilla de huevo

La yema de huevo es rica en grasas y proteínas que ayudan a hidratar el cuero cabelludo y previene la grasa. Para hacerla, lo único que necesita hacer es batir un huevo y aplicarlo en el cuerpo cabelludo y el cabello en general, luego deberá dejarlo reposar por media hora y enjuagarlo con champú suave, dos o tres veces al mes.

  • Hidratante de aloe vera y aceite de oliva

El aloe vera es un elemento perfecto para nutrir y regenerar el cabello, esto porque además ayuda al crecimiento, por lo que si somete su melena a tintes o al uso de secadores y planchas con frecuencia, será su mejor aliado para repararlo en profundidad. Para elaborar la mascarilla para el pelo quemado, debe hacer una mezcla de cinco cucharadas de jugo de aloe vera con dos cucharadas pequeñas de aceite de oliva, remover bien y aplíquela sobre el cabello dañado dejando que actúe durante 30 minutos. Luego, lave su cabello como de costumbre.

  • Mascarilla de fresa 

Además de dar un olor agradable ayuda a humectar profundamente la raíz. Para prepararla sólo basta tomar algunas fresas, una yema de huevo, dos cucharaditas de aceite de oliva y mezclar todo, posteriormente debe aplicarlo durante media hora por todo el cabello y luego lavarlo.

  • Mascarilla de mayonesa 

Este ingrediente hace que el cabello se vea brillante, voluminoso e hidratado. Para aplicarla solo deberá tomar una taza de mayonesa y agregar unas gotas de aceite esencial, mezclarlo bien y aplicarlo por su cabello y cuero cabelludo en forma de masaje por media hora.

  • Mascarilla hidratante de miel y huevo

Le ayudará a recuperar su vitalidad y a que luzca mucho más suave. Solo tiene que mezclar un huevo con dos cucharadas grandes de miel y removerlos hasta crear una pasta homogénea. Aplique la mascarilla hidratante sobre su cabello húmedo, deje reposar durante media horas y finalice lavando el cabello con su champú habitual. Si su melena es muy larga, aumente las cantidades y use dos huevos y tres cucharadas de miel en lugar de las anteriores.

  • Mascarilla de miel y plátano 

Haga una masa con un plátano maduro y mézcelo con una cucharada de miel cruda, aplique esto en su cuero cabelludo y cabello por media hora, luego enjuague con agua tibia. Se recomienda realizar este tratamiento una vez por semana si su cabello es quebradizo o muy reseco, de lo contrario se recomienda hacerlo una vez al mes.

  • Mascarilla de almendras, miel y vinagre de manzana

En un tazón pequeño coloque dos cucharas de miel, una cucharada de aceite de almendras y una de vinagre de sidra de manzana, aplique la mezcla durante media hora y enjuague con un champú suave, esto hidratará y dará brillo a su cabello.

Además, también se recomienda mantener una dieta equilibrada, tratar el cabello con suavidad al lavarlo y peinarlo, evitar retorcer, tirar o frotar el cabello de forma brusca y evitar tratamientos agresivos como rizadores, aceite caliente o permanentes. De esta forma su cabello permanecerá fuerte, saludable y brillante.