¿Cubrir las ojeras con tatuajes? Conoce los riesgos del corrector de ojeras permanente

Recientemente han circulado por la red videos de personas que decidieron cubrir sus ojeras con tatuajes permanentes, pero existen riesgos en esta práctica

En los últimos años los procedimientos cosméticos se han inclinado hacia las soluciones más duraderas como el "microblading" y las extensiones de pestañas que ayudan a embellecer ciertas partes del rostro y después de algunos meses comienzan a desvanecerse, sin embargo existe quien ha intentado ir más allá cubriendo ciertas "imperfecciones" con tatuajes permanentes, así nació el tatuaje de ojeras.

Hace algunos meses se popularizó el uso de tatuajes para cubrir las estrías imitando el color de la piel y dibujando un tatuaje sobre ellas para dar una apariencia de color de piel uniforme, ahora esta misma técnica se está usando para cubrir las ojeras.

ojeras ojeras

Al igual que con las estrías, el tatuador mezcla distintos pigmentos para replicar el tono de la piel y aplicarlo sobre la ojera para cubrirla como una especie de corrector permanente.

Aunque la idea de un "corrector de ojeras permanente" puede ser muy atractiva para quienes sufrimos con nuestros círculos oscuros de bajo de los ojos, también es importante saber que los tatuajes en el rostro son controversiales incluso para los tatuadores más expertos.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Bia Wolf (@biauolf) el 13 Jul, 2018 a las 9:30 PDT

El área en la que tiene que aplicarse cuenta con piel más delgada que el resto del cuerpo y el procedimiento puede llegar a ser doloroso, ya que al inyectar la tinta se crea una especie de herida en la zona, además de que si la persona tiene piel sensible, podría terminar con algunos moretones en la cara por esta misma razón.

Una desventaja cosmética es que al ser una tinta de un color determinado, no tiene la capacidad de cambiar de color como lo hace la piel de forma natural, así que mientras podrías verte normal durante una época del año, también podría parecer que tienes algunas manchas en tu rostro si es que llegas a broncearte.

Otra desventaja, es que al realizarse un tatuaje siempre se recomienda mantenerlo cubierto del sol, lo cual se vuelve más difícil al tratarse de la cara.

Por último la zona que se tatúa, es decir "la ojera" se encuentra muy cercana a los ojos, por lo que una reacción alérgica podría resultar en consecuencias fatales para la vista.

Te recomendamos en video: