5 formas de aumentar el colágeno en tu piel para que luzca reluciente y sin arrugas

Muchos hábitos pueden ayudarte a lucir una piel hidratada.

La piel es una de las partes del cuerpo que más cuidamos las mujeres. Y es que dice mucho de nosotras y nuestro sueño es lucirlas siempre suave, y por supuesto, sin arrugas.

Colágeno

Parches para ojos
Colágeno
$165.00

adquierelo-0fb3cb263f4e0bd8f03bd108dc2c3cb8.jpg

Y existen muchas maneras de humectarla además de cremas y productos de belleza costosos, tan solo cambiando algunos hábitos de tu vida.

Aquí te decimos cuáles son:

Reduce la exposición al sol

La exposición al sol durante mucho tiempo contribuye a la aparición de arrugas y resequedad en la piel. Para ayudarte a contrarrestar los daños causados por el sol puedes comer chocolate amargo, y que ayuda a neutralizar el daño de los rayos UV, porque es rico en flavanoles (antioxidantes).

Alimentación sana

Cuando ingieres alimentos sanos, esto se ve reflejado en tu piel. Para mejorar la elasticidad hay que elegir alimentos ricos en vitaminas C y E. Y si deseas también protegerla debes consumir antioxidantes como zanahorias, nueces, arándanos, hojas verdes, tomates.

Evita el estrés

Cuando no te estresas constantemente y te alimentas sanamente, se ve reflejado. El doctor Joshua Zeichner, director de Investigación Cosmética y Clínica en Dermatología en el Hospital Mount Sinai, de la ciudad de Nueva York, explica que el cuerpo al intentar estabilizarse frente a una situación de tensión aumenta la hormona de cortisol, la cual reduce las moléculas que humectan la piel.

Por lo que es necesario calmar nuestra mente al reducir la carga de trabajo, así como practicar técnicas de relajación.

Bebe mucha agua y té verde

La hidratación de la piel depende de la correcta cantidad de consumo de agua. Y es que cada día debe beberse mínimo 1,5 litros de líquido para mantener una buena salud y tu piel.

De esta manera, le ayudarás a que produzca más elasticidad. Y el té es un excelente aliado para mantener la jovialidad de tu piel, ya que es un gran antioxidante que te ayuda a combatir los signos de la edad.

Baño con agua fría

El agua caliente perjudica nuestra piel, y se ha comprobado científicamente, ya que rompe las barreras de los lípidos que ayudan a protegernos de los factores externos como clima frío, seco, rayos UV.

Si hace demasiado frío y necesitas bañarte con agua caliente, procura soportarla lo más tibia que puedas para que no afectes mucho a tu piel.

Te recomendamos en video