Así es como puedes pasar de morena a rubia sin dañar tu cabello

Al pasar de morena a rubia se debe tomar en cuenta que el proceso no es rápido ni fácil pero vale la pena para transformar tu look

Al intentar pasar de un tono oscuro a rubio es importante cuidar nuestro cabello, ya que la decoloración puede llegar a dañarlo severamente si no se hace de la forma correcta, lo mejor es prepararse mentalmente para pasar un buen rato en el salón de belleza, ya que dependiendo del tipo de cabello el proceso puede llegar a durar horas y no siempre se puede realizar el cambio completamente en la primera sesión. A continuación te decimos cómo puedes pasar de morena a rubia sin maltratar tu cabello.

morena

Te recomendamos la nota siguiente:

Paciencia

como ya te dijimos la transformación de morena a rubia usualmente no se hace de la noche a la mañana, el proceso consiste en una examinación de tu cabello con la cual se determina el grado de decoloración al que puede llegar, entre más oscuro, más tiempo tardará en decolorarse. Para cuidar tu cabello es probable que tu colorista sugiera varias sesiones en las cuales irán decolorando tu cabello cada vez más hasta que puedan llegar al tono que deseas.

Tratamientos hidratantes

Los tratamientos hidratantes son esenciales si vas a pasar por varias sesiones, se recomienda que entre cada una de ellas te realices un tratamiento de hidratación para ayudar a tu cabello a recuperarse más rápido y poder seguirlo decolorando sin que se rompa.

Di adiós al calor

Si estás acostumbrada a peinar tu cabello con calor, te tenemos una mala noticia, una vez que comiences a decolorar tu cabello no podrás hacerlo tan frecuentemente, esto es por que el calor daña y debilita tu cabello lo cual se suma al daño que tendrá por decoloración, así que lo mejor es no usar tus herramientas de calor todos los días.

Considera qué rubio quieres

Tal vez hayas visto a una famosa con un rubio platinado y pienses que es el cabello de tus sueños, pero antes de tomar una decisión lo mejor es consultar a un experto, ya que todos tenemos tonos que nos favorecen y otros que nos hacen ver pálidos y cansados, para descubrir el tipo de rubio que quieres debes saber cuál es el que queda mejor con tu piel, además de tomar en cuenta que algunos requieren de mayor mantenimiento que otros, lo que equivale a más tiempo y dinero, si no quieres invertir estas dos cosas, tal vez puedas optar por un balayage o unas baby lights que te darán un cambio sin ser demasiado permanente.

morena

Te recomendamos en video.